Unicef: El 48,1% de niños andaluces siguen en riesgo de pobreza o exclusión

 

Unicef: El 48,1% de niños andaluces siguen en riesgo de pobreza o exclusión

Actualizado 08/07/2016 14:11:06 CET

Señala que el 44,6% viven en hogares con ingresos por debajo del umbral de pobreza nacional, un incremento del 0,2% respecto a 2014

SEVILLA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Unicef alerta de que el 48,1 por ciento de los niños menores de 18 años en Andalucía se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social, según los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística para 2015. Además, señala que un año después de la publicación del primer Informe sobre la Infancia en Andalucía de la organización, en el que se alertaba de que más de 830.000 niños andaluces se encontraban en situación de riesgo de pobreza o exclusión social, según la tasa Arope, la cifra "se ha reducido en tres puntos" con respecto a 2014 (51,1%), pero "sigue estando muy por encima de la tasa nacional que se encuentra en el 34,4%".

Así, a través de un comunicado, Unicef Comité Andalucía apunta que la mejora de la tasa andaluza "es mayor" que la de la media nacional, del 1,4 por ciento, pero asegura que "está lejos de la mejora que han experimentado comunidades autónomas como Cantabria, con un descenso del 13,6%, o del 11% de la Región de Murcia".

Además, indica que aunque "se rompe por primera vez desde 2012 la tendencia al alza, lo que supone que unos 50.000 niños andaluces han salido de la situación de riesgo de pobreza o exclusión social", la cifra "sigue siendo preocupante, pues afecta a más de 730.000 niños". Asimismo, indica que respecto al resto de regiones españolas, Andalucía "se sitúa la penúltima de la lista en este dato, sólo por delante de Ceuta, con un 61,9%".

Asimismo, Unicef apunta que según la tasa de medición europea Arope, que agrupa tres indicadores: el riesgo de pobreza, hogares con baja intensidad en el empleo y privación material severa, "el 44,6% de los niños andaluces viven en hogares con ingresos por debajo del umbral de pobreza nacional, lo que supone un incremento del 0,2% respecto al año anterior". "Este porcentaje es quince puntos superior a la tasa nacional y nos sitúa como la segunda región de España con mayor porcentaje, sólo por delante de Ceuta, con un 49,4%", lamenta.

Según los datos de la ECV 2015, añade, "Andalucía es la región con mayor número de niños viviendo en hogares con baja intensidad de trabajo, con un 18,8%". Bajo este indicador se incluyen personas de 0 a 59 años que viven en hogares en los que sus miembros en edad de trabajar lo hicieron menos del 20 por ciento de su potencial total de trabajo. Además, destaca que, respecto al año pasado, "ha mejorado en 5,4 puntos". La media nacional también mejora respecto a 2014 en un 2,2 por ciento, situándose en el 12 por ciento.

Del mismo modo, Unicef asegura que el porcentaje de niños que viven en hogares con privación material severa "es del 9,8%, frente al 9,1% nacional", y que Andalucía "consigue recortar esta cifra con respecto al año anterior en un 0,3%". La tasa nacional también desciende en un 0,4%. En concreto, la privación material severa mide la tasa de población que vive en hogares que no pueden afrontar puntualmente el pago del alquiler, la hipoteca o recibos relacionados con la vivienda, mantener la vivienda con una temperatura adecuada, hacer frente a gastos imprevistos, o no pueden permitirse comer carne, pollo o pescado cada dos días, ir de vacaciones al menos una semana al año, o disponer de coche, lavadora, una televisión a color o un teléfono.

MEDIDAS EN ANDALUCÍA

Unicef informa de que el pasado miércoles se presentaba el II Plan de Infancia y Adolescencia para Andalucía 2016-2020, una reivindicación constante del comité andaluz desde que el anterior plan terminara su vigencia en 2007. Este segundo plan se estructura en base a cuatro ámbitos: salud, protección (donde se incluye pobreza y exclusión), educación, participación y transversalidad.

"Valoramos positivamente el esfuerzo de sistematización que hace el nuevo Plan de Infancia ya que constituye una herramienta clara de lo que se quiere hacer, cómo se quiere hacer, y cuando" ha afirmado la coordinadora de Unicef Comité Andalucía, Maribel Martínez, que también indicad que "por otro lado, resulta complejo y ambicioso, por la amplitud de medidas que quiere abarcar".

Unicef apunta que el II Plan contempla inversión presupuestaria para 2016-2017, pero no una estimación para el resto de años de ejecución, "necesaria para garantizar que los recursos disponibles sean suficientes y que se pueda dar continuidad a las políticas y a la planificación a largo plazo". Explica, además, que se ha tenido en cuenta, en su elaboración, la participación de niños, y se otorga una especial importancia al territorio y a lo local implicando a los municipios andaluces.

Por último, puntualiza que el plan "carece de una mayor profundidad" en la estrategia de lucha contra la pobreza infantil y la exclusión social. Para la coordinadora del comité andaluz de Unicef "son necesarias medidas concretas especialmente cuando otras iniciativas lanzadas en esta dirección, como la Alianza contra la Pobreza Infantil, puesta en marcha por la Junta de Andalucía el pasado año, no dispone aún de un plan de acción orientado a la disminución de estos índices".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies