500 personas participan en 'Ciencia al Descubierto' de La Casa de la Ciencia de Sevilla (CSIC)

 

500 personas participan en 'Ciencia al Descubierto' de La Casa de la Ciencia de Sevilla (CSIC)

Participan 500 personas en 'Ciencia al Descubierto' de CSIC
EUROPA PRESS / CASA DE LA CIENCIA DE SEVILLA
Publicado 04/07/2017 18:37:39CET

El diseño de los exteriores del museo está siendo fruto de un dinámico proceso participativo

SEVILLA, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un total de 494 personas han participado durante algo más de un mes en los procesos abiertos que ha puesto en marcha La Casa de la Ciencia de Sevilla para diseñar los exteriores del Museo.

El centro, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), tiene prevista su ampliación en los próximos meses y, además, quiere hacerlo contando con la participación de expertos y de los usuarios del Museo. Para ello, según un comunicado, ha puesto en marcha el proyecto 'Ciencia al descubierto', que arrancó a mediados de mayo con el objetivo de, tras un proceso participativo, lograr un proyecto museístico para los exteriores del museo que satisfaga a los usuarios del mismo.

De esta forma, La Casa de la Ciencia, con una media anual de visitas de 80.000 personas, pretende poner en marcha un espacio pionero de tres mil metros cuadrados en el que, con la ayuda de expertos de diferentes disciplinas (pedagogos, sociólogos, arquitectos, paisajistas, etcétera) se pueda experimentar, conocer y jugar. Por otra parte se pretende abrir el proyecto y que tome dimensión de ciencia ciudadana.

Además de la colaboración de estos expertos, se ha contado con participación de los usuarios en el diseño de la propuesta, a través de talleres 'in situ' y cuestionarios online. En total, el desglose de los 494 participantes es el siguiente: 130 usuarios del museo, 144 docentes, 193 niños con la presentación de sus dibujos y otros 17 en el taller de participación infantil y diez miembros de la comunidad científica.

De esta manera, son varias las razones que impulsan a acometer este proyecto: por una parte, la posibilidad de realizar actividades en el espacio exterior permite ampliar la oferta del museo y, por tanto, aumentar su capacidad para recibir visitantes. Contar con un espacio exterior flexible y cualificado hará posible organizar mayor número de exposiciones y talleres, así como otras actividades como conciertos, obras de teatro o cine de verano, entre otras. En segundo lugar, y tras el rodaje de estos primeros años desde la apertura del Museo, para mejorar la calidad de las visitas.

Esta fase de colaboración en un proyecto con tres vías de apertura: con la opinión de expertos, la participación pública y por último formación del profesorado en el tema de la gestión de espacios educativos. Entre las opiniones que se han podido recabar en las diferentes consultas, a través de los talleres presenciales y los cuestionarios on-line, se ha podido constatar que una buena parte de los usuarios valorarían que el Museo y sus espacios exteriores se vincularan más con espacios cercanos como el Parque María Luisa o con otros pabellones históricos de la zona que también albergan actividades culturales, a través, por ejemplo, de la peatonalización de determinadas calles.

El aparcamiento y la peculiaridad climática de Sevilla es otra de las preocupaciones que han aparecido en las consultas. Muchos de los visitantes no viven propiamente en la capital y se trasladan al Museo utilizando su propio vehículo. Ante la dificultad de encontrar aparcamiento en la zona cercana, solicitan más información sobre los parkings de pago de los alrededores. Asimismo, ante el considerable número de meses durante el año en los que la ciudad de Sevilla cuenta con temperaturas altas, estiman conveniente que el espacio exterior disponga de sombra e instalaciones donde el agua sea protagonista.

Por su parte, el personal docente consultado ha dirigido especialmente sus observaciones hacia las aplicaciones futuras que podrá tener el espacio exterior, apuntando como ejemplo la elaboración de experimentos de gran escala, recreación de dibujos e incluso teoremas en el suelo, recitales de poesía, cines de verano, catas y fiestas de disfraces científicos, entre muchas otras. Además, los educadores han sugerido que el contenido científico del exterior, por su propia naturaleza de espacio al aire libre, tenga en cuenta los ciclos vitales de la naturaleza y estacionales.

Se pretende que el diseño final del espacio a transformar contenga como valores principales los siguientes: un carácter participativo y que atienda a principios pedagógicos y de estimulación sensorial. Para ello se ha definido una metodología de trabajo propia para este proyecto, que con el desarrollo de dos fases complementarias al diseño del espacio en sí consiga la inclusión de esos dos valores.

UN PROYECTO EN COLABORACIÓN

Aunque el proyecto 'Ciencia al descubierto' está impulsado y organizado por La Casa de la Ciencia (CSIC) y desarrollado por la empresa Cuarto Creciente, cuenta con el patrocinio de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, la coordinación de Cuarto Creciente y la colaboración del Centro de Profesorado de Sevilla, La ONCE y la fundación la ONCE y Argos Proyectos Educativos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies