Un 65% del profesorado no tiene la formación suficiente para usar la pizarra digital en las aulas, según CSI-F

Actualizado 14/11/2011 18:05:27 CET

SEVILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSI-F ha realizado una encuesta entre más de mil maestros y profesores andaluces en la que se pone de manifiesto que un 65 por ciento del profesorado no cuenta con la formación suficiente para usar de forma adecuada la pizarra digital.

El sindicato ha señalado en un comunicado que este dato pone en evidencia "el grave déficit de formación" con el que se está poniendo en marcha la Escuela TIC 2.0, gracias a la que ya hay instaladas pizarras electrónicas y cañones digitales en un total de 12.654 aulas.

Para CSI-F resulta "sorprendente" que el 65 por ciento del profesorado considere que no está suficientemente preparado para usar la pizarra digital en el aula porque eso "hipoteca el futuro de la Escuela TIC 2.0, último programa estrella de la Consejería de Educación, como demuestra la importante inversión realizada", lamenta el presidente del Sector de Enseñanza del sindicato en Andalucía, Francisco Hidalgo.

En su opinión, la Junta de Andalucía "no solo tiene que comprar equipos, sino que también tiene que formar a los docentes para que los usen en el aula". En esta línea, destaca que la encuesta también detecta que solo el 20 por ciento del profesorado considera que posee un nivel avanzado de informática, siendo el nivel de usuario el que más maestros y profesores aseguran tener (un 60%).

"Especialmente clarificador" para CSI-F es el porcentaje de profesores que asegura haber recibido la formación que posee en informática a través de la Administración Educativa: solo un 28 por ciento, frente al 71 que la ha recibido por canales privados. En este contexto, el 46 por ciento del profesorado opina que la oferta formativa de la Administración Educativa es "regular" y casi el 29 por ciento "insuficiente", frente al 22 por ciento que la valora como "buena".

Además, la consulta refleja que para el 77 por ciento de los docentes andaluces las nuevas tecnologías facilitan el aprendizaje del alumnado, mientras que el 18 por ciento cree que no. CSI-F también señala como "notorio" el hecho de que para el 63 por ciento del profesorado las nuevas tecnologías no mejoran las calificaciones de los alumnos, "atribuyéndole, por tanto, una función motivadora importante pero dejando claro que los buenos resultados académicos tienen mucho que ver con el esfuerzo personal, el entorno socioeconómico y el compromiso familiar", concluye Hidalgo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies