Unas 70 ciudades se comprometen con la Declaración de Sevilla, que quiere ser observatorio de sostenibilidad

Espadas clausura el I Foro de Gobiernos Locales
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE SEVILLA
Publicado 24/11/2017 15:47:26CET

SEVILLA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha clausurado este viernes el I Foro Global de Gobiernos Locales, donde las 70 ciudades participantes han ratificado su compromiso con la denominada Declaración de Sevilla, que parte de la asunción de una "responsabilidad común" para avanzar en los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS) marcados en la Agenda Urbana 2030, de los que Sevilla quiere convertirse en uno de los espacios de medición de su grado de cumplimiento a nivel global.

En su intervención, Espadas apuesta por "arrancar una red global de municipios" que aborde sostenibilidad, inclusión social, ciudades inteligentes y turismo digital y subraya que el objetivo de Sevilla "siempre fue abrir puertas y ventanas a la realidad", con la convicción de que "sólo desde la cooperación se construye una sociedad de la que sentirnos orgullosos". Destaca la apuesta de Sevilla por "liderar ese movimiento municipalista constituyendo una red de ciudades que cooperen con para alcanzar esos retos" y destaca que en este primer foro la capital andaluza ha firmado ya 27 acuerdos bilaterales, "duplicando los acuerdos de hermanamiento de toda su historia en dos días".

En este marco, el también presidente de la Red Española de Ciudades por el Clima, de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), ha ofrecido Sevilla a la Organización de Naciones Unidas (ONU) como observatorio del cumplimiento de esos ODS, convirtiendo además el citado foro lugar de evaluación con la participación de las ciudades que conformen la red. "Creemos que se está haciendo un esfuerzo desde ONU-Hábitat para preparar un sistema de indicadores sobre el cumplimiento de esos objetivos y queremos aportar nuestro conocimiento", agrega, destacando la "implicación decisiva necesaria" de los gobiernos locales para el desarrollo sostenible.

La declaración marco de Sevilla destaca la "responsabilidad común" de los gobiernos locales firmantes y destaca que los municipios son "actores fundamentales en el desarrollo urbano", se reconoce la necesidad de establecer un intercambio de conocimientos y experiencias, así como de establecer alianzas con el sector privado y la sociedad civil y se apuesta por la promoción de un desarrollo "sostenible, equitativo e incluyente".

Con estas premisas, y con el reconocimiento de la necesidad de dar una respuesta "progresiva y eficaz" a los retos globales estipulados en los 17 ODS, la declaración recoge diez artículos en los que se establece el compromiso de los gobiernos locales para conseguir en 15 años poner soluciones al cambio climático, terminar con la pobreza extrema y luchar contra la desigualdad y la injusticia. Se señala que las ciudades están llamadas a ser "uno de los principales actores" y destaca su importancia para implantar la economía circular y desarrollar iniciativas para implicar de forma real a la ciudadanía.

También, el acuerdo apunta a la apertura al intercambio y transferencia de conocimientos entre las distintas ciudades, al refuerzo de la formación en materia de gestión urbana ligada a las 'smart cities', así como la definición de modelos de desarrollo de ciudades inteligentes, eficientes, sostenibles e inclusivas.

SEVILLA ABRE UNA "NUEVA ETAPA"

La jornada de clausura de este primer foro arrancaba a primera hora de la mañana con las conferencias del jefe de la Unidad de Investigación y Generación de Capacidades de ONU-Hábitat, Eduardo Moreno, sobre la nueva Agenda Urbana; del general manager en Cisco Spain, José Manuel Petisco, sobre la transformación digital de las ciudades; del director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Daniel Calleja Crespo, sobre la economía circular, y del exministro de Asuntos Exteriores y presidente de la Red Española para el Desarrollo Sostenible (REDS), Miguel Ángel Moratinos, con el título 'Agenda 2030: una responsabilidad compartida'.

Moratinos insta a entender que "el futuro y el presente es la sostenibilidad" y que hay que preservar el medio inmediato, cuidar los recursos naturales y actuar para prevenir las catástrofes naturales. "La Agenda 2030 necesita el esfuerzo colectivo", señala, tras valorar que las ciudades marquen la agenda política.

"Sevilla se adelanta a otras muchas iniciativas a nivel municipal y puede marcar una nueva etapa. Hace falta un observatorio de ODS y podría fijarse en Sevilla, con la Universidad, y la ayuda de Europa y de la ONU, pero para ello Sevilla tiene que marcar el camino y ser referente", recalca.

APUESTA POR LA ECONOMÍA CIRCULAR

De su lado, Calleja ha apostado por el cambio a la economía circular, teniendo en cuenta que "el 80 por ciento de los europeos van a vivir en ciudades en los próximos 20 años y que éstas representan el 50 por ciento de la emisiones del cambio climático". Apuesta por trabajar en mejorar la calidad del aire, en mejorar el nivel de ruido y en la disminución de los residuos.

"La economía y el medio ambiente han de ir en la misma dirección. Las empresas más competitivas son las más sostenibles, trayendo consigo empleo e innovación industrial", subraya, señalando que las Administraciones en todos los niveles han de trabajar juntas "porque sólo hay un planeta y si se sigue actuando igual no será suficiente".

CIUDADES UNIDAS Y CON PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Igualmente, durante la jornada se han presentado las conclusiones de las cuatro mesas desarrolladas el jueves por la tarde, con los títulos 'La era de las ciudades inteligentes', 'Políticas locales por la sostenibilidad en el marco de la Agenda 2030', 'Ciudades inclusivas, desarrollo social compartido' y 'Destinos sostenibles para turistas digitales'.

En la primera de ellas, se ha abordado la necesidad de contar con los ciudadanos en la toma de decisiones a la hora de desarrollar instrumentos para tener una ciudad inteligente, ya que éstos serán los que definan sus usos. Así, se aboga por innovar para la sociedad, sin estar al margen de ella, y se incide en que los municipios que están entendiendo cómo configurar la innovación social, la gobernanza y la participación interactiva están mejorando sus desarrollos y cohesión social.

Respecto a la mesa relativa a las políticas locales para la sostenibilidad, se manifiesta la necesidad de actuar "ahora, unidos, con actuaciones coordinadas, y de un modo diferente" al desarrollado hasta ahora. Se han puesto sobre la mesa ejemplos en movilidad sostenible o eficiencia energética en ciudades como Cádiz, la marroquí Chefchaouen, la rusa Rostov o en la capital de Francia, París.

En cuanto a las ciudades inclusivas, la mesa con representantes de gobiernos locales han destacado que el principal reto global es el desarrollo de este tipo de ciudades, ya que actualmente las urbes son "espacios de oportunidades pero también de exclusión". Tras poner ejemplos de actuación como la de la transformación de la ciudad argentina de Córdoba, se destaca que "las ciudades tienen necesidad de encontrarse y compartirse y no dejar al ciudadano fuera de la toma de decisiones".

LA INTEGRACIÓN DEL CIUDADANO EN LA GESTIÓN TURÍSTICA

Por último, en la mesa relativa al turismo, se plantea el cambio que se experimentan al pasar de gestionar el turismo en ciudades a ciudades turísticas, apostando por "la sostenibilidad en el tiempo y en el espacio para no desnaturalizar los destinos".

En este sentido, se incide en la necesidad de hacer partícipe a la ciudadanía para que "se sienta integrada en la gestión turística" y se resalta que la rentabilidad social "viene dada por la creación de empleo y por el otorgar información a la ciudadanía residente sobre la afectación de los recursos de su entorno". Además, se pone de manifiesto la necesidad de actuar antes de se produzcan las primeras tensiones ciudadanas relativas al aumento de los turistas y de conservar el estilo de vida genuino de las urbes que las ha hecho atractivas al turista.