Reclaman a la Junta que restablezca el régimen de visitas con su nieta tras "700 días" sin verla

 

Reclaman a la Junta que restablezca el régimen de visitas con su nieta tras "700 días" sin verla

Abuelos Junta
EUROPA PRESS
Actualizado 07/04/2017 16:08:31 CET

SEVILLA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

Unos abuelos del barrio sevillano de San Jerónimo han reclamado este viernes a la Junta de Andalucía que restablezca el régimen de visitas con su nieta tras "700 días" de "calvario" sin poder "verla ni abrazarla" pese a contar con una sentencia favorable a sus pretensiones dictada en junio del pasado año 2016.

En rueda de prensa, el abogado del matrimonio, Gabriel Velamazán, ha explicado que su nieta, nacida en noviembre de 2010, "no estaba bien atendida" por sus progenitores, por lo que los abuelos se hicieron cargo de la menor en abril de 2012 y regularizaron la situación con los servicios sociales de la Junta, que les concedió el acogimiento de la niña en septiembre de 2013.

Cuando se hicieron cargo de la menor, ésta tenía un año y medio, "pesaba ocho kilos y estaba echa un auténtico desastre", ha relatado el letrado de Miguel Ángel y Ana, señalando que la niña "fue creciendo" con sus clientes hasta que, en enero de 2015, la Junta "decidió que no eran buenos acogedores y le retiraron el acogimiento", estableciendo visitas quincenales supervisadas.

Al hilo de ello, ha puesto de manifiesto que la Junta les retiró el acogimiento de la menor por motivos como "limpiarle los mocos con papel higiénico" o "darle zumos de naranja natural", añadiendo que este asunto se encuentra actualmente recurrido en el Tribunal Supremo después de que un Juzgado de Sevilla confirmara la retirada de dicho acogimiento por parte de la Administración autonómica.

"DERECHO NATURAL" A RELACIONARSE CON SU NIETA

"No son acogedores hoy en día de la menor, pero han sido y son una parte importante de su vida, son sus abuelos y tienen un derecho natural a poder relacionarse con su nieta", ha aseverado Velamazán, quien ha explicado que la Junta estableció un régimen de visitas "muy restringido" de una visita cada 15 días.

No obstante, a la tercera visita los técnicos "de la Junta" dijeron que dichas visitas "iban mal" y retiraron las mismas, de forma que la última se produjo el 21 de abril de 2015, una decisión que fue recurrida por la familia ante los tribunales, que le dieron la razón mediante una sentencia dictada en junio de 2016 y establecieron un régimen de visitas a favor de sus patrocinados.

El abogado ha resaltado que, en el propio juicio por el régimen de visitas, la Fiscalía apoyó que se llevara a cabo una cada 15 días y la letrada de la Junta de Andalucía "la apoyó como opción menos mala" frente a unas posibles visitas más amplias, no obstante lo cual la Administración autonómica recurrió la sentencia.

Según ha precisado el letrado, por reforma legal operada en octubre de 2015, estas sentencias, aún siendo favorables, no son provisionalmente ejecutables, por lo que tendrán que esperar a la vista que se celebrará el próximo día 19 de abril en la Audiencia Provincial de Sevilla para resolver el recurso de la Junta.

"Hasta que no se vea la apelación, seguirán sin tener ningún contacto con su nieta, pese a tener una sentencia ganada hace un año", ha lamentado Velamazán, que ha opinado que la Junta "tendría que retirar su recurso, puesto que en Sala dijeron que admitían las visitas, y empezar a trabajar por las visitas".

"CALVARIO"

El abogado, asimismo, ha indicado que el abuelo de la pequeña, Miguel Ángel, es chatarrero y vendedor ambulante, mientras que su pareja, Ana, es ama de casa, teniendo ambos dos hijos de 20 y 15 años "con minusvalías importantes" a los que "han criado perfectamente".

A continuación, un amigo de la familia, Bienvenido, ha leído una carta en la que ha criticado la "odisea" de los abuelos de la pequeña "desde que se la arrebataron" tras tres años de acogimiento donde fueron "felices". "Sólo quieren verla, abrazarla y saber qué es de ella, no saben el motivo por el que no le dejan visitar a su nieta", ha manifestado.

"Estos dos años han sido un sinvivir", ha expresado Bienvenido, quien ha agregado que Miguel Ángel y Ana "tienen todo el derecho del mundo a ver a su nieta" y ha criticado "el desamparo y el poco respecto de la Junta a esta familia".

La abuela de la menor también ha leído una carta en la que ha lamentado que llevan "dos años de calvario" y sin poder ver a su nieta tras haberla criado "dándole todo el cariño y el amor", porque "es la alegría de mi casa y con nosotros volvió a hablar, a sonreír, pero un día me la quitaron y no nos dejan ni verla".

LA NIÑA, EN ACOGIMIENTO CON OTRA FAMILIA

"¿Qué hemos hecho mal? todavía no entendemos la situación que estamos viviendo, solo queremos verla y abrazarla", ha afirmado Ana.

Asimismo, el abuelo de la pequeña, mediante una carta que ha leído su amigo Bienvenido, ha aseverado que "luchará" por "poder ver y abrazar" a su nieta, que en la actualidad se encuentra en acogimiento con otra familia.

Para finalizar, el abogado de los abuelos de la menor se ha preguntado si "la Administración está por encima de la familia" y ha reiterado que sus clientes "solo piden mantener ese mínimo hilo de contacto con su sangre".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies