Más de 30 personalidades apoyan el proyecto de las Atarazanas

Recreación del proyecto.
CEDIDA.
Actualizado 27/04/2016 18:55:15 CET

SEVILLA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

Tras la inclusión de la recuperación de la cota de la muralla almohade en el proyecto de restauración de las Reales Atarazanas, construidas en 1252 y declaradas Bien de Interés Cultural (BIC), el gabinete de arquitectura de Guillermo Vázquez Consuegra, autor del diseño, ha defendido que el mismo cuenta con el respaldo de "más de 30 personalidades y profesionales del mundo de la cultura sevillana".

El proyecto en cuestión, promovido por la Junta de Andalucía como titular del monumento y la Fundación La Caixa como entidad concesionaria de su gestión, ha sido diseñado por el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra.

El diseño plantea restaurar y adaptar como centro cultural el citado recinto histórico, formado por restos de la antigua muralla almohade, siete naves de las atarazanas medievales del siglo XIII, restos del apostadero de la Carrera de Indias de los siglos XVI y XVII y edificaciones de la Real Maestranza de Artillería pertenecientes a los siglos XVIII, XIX y XX.

El proyecto, en concreto, plantea mantener libre el espacio medieval de la planta baja, --es decir las estructuras de las primitivas atarazanas mudéjares--, así como abrir el espacio hacia la calle Dos de Mayo, con una sala principal de exposiciones en la primera planta del edificio de cabecera y nuevos usos en la planta alta de las naves.

"CRIMEN PATRIMONIAL"

Pero aunque la iniciativa cuenta con aval de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico e incluso licencia de obras, los colectivos conservacionistas lo tachan de "crimen patrimonial".

Principalmente, critican que la iniciativa no recupere la cota original del monumento y prevea "la reforma de dos cuerpos edificados sobre las naves dos y cuatro, modificando sus cubiertas, cerramientos y distribución interior", con la instalación de "varias escaleras mecánicas y un nuevo forjado", entre otros aspectos.

Además, critican la previsión de incorporar "micropilonos de hormigón a los pilares originales", lo que a su juicio supone "introducir elementos nuevos disruptivos con el entorno y contrarios a la conservación íntegra" del monumento, sobre todo porque los micropilonos de hormigón "no salvaguardan el patrimonio arqueológico".

Adepa, la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría, la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, la Real Academia de la Historia, la asociación Hispania Nostra o el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos por sus siglas en inglés), por ejemplo, se han pronunciado en contra del proyecto o han emitido observaciones al mismo.

NUEVO GIRO

Dado el caso, la Consejería de Cultura y la Fundación La Caixa han anunciado que el proyecto incorporará una excavación en la parte de la muralla almohade con una superficie de 1.200 metros cuadrados, que permitirá la recuperación integral de la muralla hasta la cota original de las atarazanas primitivas.

Tras este giro, y según un comunicado del despacho de arquitectura de Guillermo Vázquez Consuegra, un grupo de "más de 30 personalidades y profesionales" del mundo de la cultura sevillana han respaldado el proyecto en cuestión, mediante la firma de un escrito público que aboga por "iniciar sin demora" las obras y que reclama que la Junta y la Fundación La Caixa "mantengan y en su caso amplíen su compromiso económico para que el edificio pueda recuperarse en su totalidad y cuente con una programación cultural ambiciosa y estable".

Entre los firmantes, según el comunicado, figuran artistas como Luis Gordillo, Premio Nacional de Artes Plásticas; o Carmen Laffón, Premio Nacional de Pintura y académica de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, además de arquitectos como Víctor Pérez Escolano, productores audiovisuales como Antonio Pérez, científicos como Guillermo Antiñolo, Premio Nacional de Investigación, o artistas como el pintor Miki Leal y el fotógrafo multidisciplinar Dionisio González.