El alcalde de Bormujos (Sevilla) traslada la "inquietud" de los vecinos de zonas universitarias ante casos de robos

Junta local de seguridad de Bormujos
AYUNTAMIENTO
Publicado 16/03/2018 18:44:06CET

BORMUJOS (SEVILLA), 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Bormujos (Sevilla), gobernado por Francisco Molina (PSOE), ha celebrado recientemente una reunión de su junta local de seguridad, abordando entre otros aspectos el papel del municipio en la peregrinación de las hermandades rocieras, el dispositivo relativo a la feria de la localidad y un "refuerzo de vigilancia para evitar delitos contra la propiedad", pesando los robos denunciados en enero en la zona universitaria.

La reunión ha estado presidida por el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricargo Gil-Toresano, y el alcalde de Bormujos, Francisco Molina, con representación de la Subdelegación de Gobierno de la Junta de Andalucía, Guardia Civil, Policía Autonómica y Policía Local de Bormujos.

La actuación más inmediata que se ha abordado es el paso de las hermandades para El Rocío, para el que se prevé un dispositivo que contará con la plantilla al completo de la Policía Local y el refuerzo para la seguridad ciudadana de agentes de la Guardia Civil.

Otra de las previsiones a analizar ha sido la Feria de Agosto de Bormujos, donde también el Ayuntamiento ha anunciado un "gran esfuerzo de seguridad, con diez agentes para las noches del jueves al domingo" y para la que se han programado 35 servicios extraordinarios, contando igualmente con el refuerzo de la Guardia Civil.

En cuanto a la dotación de bomberos, se ha anunciado ya la solicitud por parte del Ayuntamiento de Bormujos al Sistema Provincial de la Diputación, con objeto de conocer si se garantizará su presencia una dotación, para disponer, en caso contrario, de un servicio privado de primera intervención.

En el balance realizado por la Guardia Civil sobre seguridad ciudadana, se ha dejado constancia según el Ayuntamiento de "una mayor labor de investigación en las últimas semanas y un refuerzo de vigilancia para evitar delitos contra la propiedad", ante su proliferación en la zona del Aljarafe en general, aunque se ha considerado Bormujos como una "localidad tranquila sin problemática específica dentro de la comparativa con años anteriores".

Este "incremento de la vigilancia" se viene realizando igualmente por parte de la Policía Local de Bormujos y ha permitido "esclarecer ya 20 casos delictivos".

El alcalde, Francisco Molina, ha trasladado al delegado del Gobierno en Andalucía "la inquietud de los vecinos de la zona universitaria ante los casos de robos ocurridos en el mes de enero, una situación que ya se conocía gracias a la Benemérita". En este sentido, desde la Delegación de Gobierno se ha adquirido el compromiso de continuar actuando con un plan especial de prevención para esta barriada y mantener el equipo de investigación que se ha hecho cargo de esta problemática.

Los agentes de la Guardia Civil han destacado la importancia de dar a conocer a los vecinos que, en caso de robos en viviendas, es fundamental dar aviso inmediato y no tocar nada, claves para una mejor investigación.