El alcalde de Carmona propone nombrar hijo adoptivo al conservador José María Cabeza

José María Cabeza.
EUROPA PRESS
Publicado 30/06/2016 16:07:07CET

CARMONA (SEVILLA), 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Carmona, Juan Ávila (PP), ha anunciado que propondrá en breve el inicio del expediente para otorgar el título de hijo adoptivo de la localidad al conservador José María Cabeza, director de los Reales Alcázares de Sevilla entre 1990 y 2008 y responsable junto con Alfonso Jiménez de la restauración y puesta en valor de la Puerta de Sevilla.

De esta manera, se pretende reconocer la trayectoria personal y profesional de José María Cabeza que, si bien no es natural de Carmona, si ha estado estrechamente vinculado a la ciudad. Juan Ávila ha señalado que, una vez iniciado el expediente, promoverá "el más amplio apoyo ciudadano y de las asociaciones locales para impulsar este merecido reconocimiento a uno de nuestros más ilustres vecinos"

Esta distinción se une a los numerosos reconocimientos recibidos por Cabeza; entre ellas, el reciente el Premio Nacional del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en la modalidad de restauración.

El conservador ha recibido de manos de los Reyes de España este premio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en la categoría de "restauración y conservación de bienes culturales" destacando por una "trayectoria excepcional".

Cabeza es arquitecto técnico y fue profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Edificación, donde impartía clases de Restauración y Patología de Edificios e Historia e Introducción a la Construcción. Entre sus más de 350 restauraciones en toda Andalucía destacan las realizadas en la Giralda (1979), la muralla de Sevilla (1984), el mercado de la calle Feria, la Torre de Don Fadrique, el monasterio de San Jerónimo, el pabellón de México de la Expo del 29, la Catedral de Sevilla, el teatro romano y las termas de Itálica, la Universidad de Baeza, el monasterio de la Rábida...

De 1990 a 2008 fue director del Real Alcázar de Sevilla y también fue nombrado aparejador honorífico de la fábrica de la Catedral de Sevilla. En Carmona fue el responsable junto con Alfonso Jiménez de la restauración y puesta en valor de la Puerta de Sevilla.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies