El alcalde de Palomares niega una "ilegalidad" y dice que Endesa aceptaba restituir la electricidad al colegio

Actualizado 07/02/2011 16:20:43 CET

Asegura que ordenó a sus operarios reponer la electricidad para "adelantar" la solución una vez que Endesa había "rectificado"

PALOMARES DEL RÍO (SEVILLA), 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Palomares del Río (Sevilla), Juan Bautista Gines (PSOE), ha aclarado que el pasado 3 de febrero ordenó a sus operarios restituir el abastecimiento eléctrico en el colegio público Vicente Aleixandre después de que el grupo energético Endesa, que había interrumpido el suministro a este centro educativo aquella misma mañana, aceptase reactivar el flujo energético. El primer edil, así, ha negado que actuase de forma "ilegal" ante el corte del suministro eléctrico promovido por Endesa y ha defendido como "prioridad" el derecho de los menores a recibir una educación.

Fue el pasado 3 de febrero cuando el grupo energético Endesa, al que el Ayuntamiento de Palomares del Río adeudaba aproximadamente 139.000 euros a fecha de noviembre de 2011, interrumpió el suministro eléctrico del colegio público Vicente Aleixandre. La compañía de abastecimiento energético ya había intentado proceder de tal manera el pasado 28 de octubre, pero el primer teniente de alcalde, Manuel García Ogalla (PSOE), y miembros del Cuerpo de Policía Local impidieron a los operarios de Endesa consumar el corte del suministro eléctrico.

A finales de mayo de 2011, como se recordará, las instalaciones de la televisión municipal, el centro Guadalinfo y el pabellón de deportes de esta localidad sufrieron un corte del suministro eléctrico a consecuencia de la deuda contraída por el Ayuntamiento con el grupo energético Endesa, si bien el fluido eléctrico fue restablecido finalmente al comprometerse el primer edil, Juan Bautista Ginés, a amortizar entonces 30.000 euros de la deuda pendiente con la compañía.

LA REACCIÓN DEL ALCALDE

De cualquier manera, a primera hora del pasado 3 de febrero el colegio Vicente Aleixandre sufría un fallo en el suministro eléctrico, tras lo cual, según el primer edil, él mismo entró en contacto con los responsables del grupo energético, la delegada del Gobierno andaluz en Sevilla, Carmen Tovar, y la delegada provincial de Economía, Innovación, Ciencia, María Francisca Amador Prieto. El primer edil habría trasladado a todas estas partes que "no era normal" que Endesa dirigiese sus "presiones" retirando el suministro a un centro de educación, con lo que finalmente las conversaciones se saldaron con el compromiso de Endesa para restituir el abastecimiento.

"Ellos decían que rectificaban", señala en declaraciones a Europa Press el primer edil, quien ha reconocido que bajo su "responsabilidad" ordenó a sus operarios restituir por sus propios medios el suministro en el centro educativo para "adelantar" la resolución del asunto y, sobre todo, permitir el funcionamiento de las aulas y de la actividad docente. "No hay derecho a que esto se haga en un colegio", ha lamentado el primer edil, quien ha reconocido las deudas del Consistorio con Endesa, pero ha llamado a respetar el "derecho constitucional" de los menores a recibir su educación.

A tal efecto, ha lamentado las críticas de los grupos de oposición, porque "no todo vale" en política. "Ellos sabrán qué es lo que más les importa, los derechos de los niños o los de Endesa", ha advertido el primer edil censurando que la oposición aproveche la asfixia económica que padece el Consistorio como arma electoral.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies