La alcaldesa de Aznalcázar defiende el 'peaje' rociero

Hermandades saliendo de la aldea de El Rocío, en Almonte (Huelva).
EUROPA PRESS
Actualizado 07/11/2014 15:42:38 CET

AZNALCÁZAR (SEVILLA), 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Aznalcázar (Sevilla), Dolores Escalona (PSOE), ha defendido este viernes la incorporación de una fianza de 3.000 euros y cuotas de 25 euros por vehículo para las hermandades rocieras que pernocten o sesteen en los espacios forestales de este municipio, argumentando que estas actividades generan costes para las arcas municipales en materia de seguridad y limpieza.

En concreto, el pleno celebrado el pasado martes aprobó por unanimidad modificar las ordenanzas reguladoras de los impuestos de bienes inmuebles (IBI), de vehículos de tracción mecánica (IVTM), del valor de los terrenos de naturaleza urbana (IVTNU), y de los servicios y actividades deportivas. También fue aprobada la ordenanza municipal reguladora del uso público y aprovechamiento de espacios forestales, si bien fuentes municipales han informado a Europa Press de que el PP votó en contra de este aspecto.

Esta ordenanza, en concreto, obliga a las hermandades rocieras que pernocten o sesteen en los conocidos pinares de este municipio, a entregar una fianza de 3.000 euros cuya devolución está sujeta a la ausencia de perjuicios durante su estancia, además de una cuota de 25 euros a pagar por cada vehículo de estas comitivas rocieras. Si bien en la información inicial conectábamos la fianza con el mero tránsito de las hermandades, se trata de un error y la fianza está ligada exclusivamente al hecho de pernoctar o sestear en los pinares del municipio.

En ese sentido, la alcaldesa de Aznalcázar ha manifestado a Europa Press que pese al debate público suscitado, no se trata de "nada nuevo", explicando que los ayuntamientos de Almonte e Hinojos, ambos en la provincia de Huelva, aplican medidas similares con las hermandades. Dolores Escalona ha explicado que la fianza de 3.000 euros por pernoctar o sestear en los pinares del municipio se aplicará a las hermandades rocieras para prevenir cualquier perjuicio al municipio a cuenta de las actividades de las comitivas rocieras, porque en ocasiones, "cuando pasa una hermandad, aquello parece África", ha dicho en referencia a los residuos abandonados en los espacios forestales o los desperfectos, porque "el pinar no es sólo para los rocieros".

En cuanto a la cuota de 25 euros por vehículo, explica que las hermandades que deciden pernoctar o sestear en los pinares de Aznalcázar generan unos gastos al Ayuntamiento en materia de seguridad y limpieza, con lo que ha argumentado que se trata de un modo de compensar tales costes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies