Alrededor de un centenar de personas protestan en Dos Hermanas (Sevilla) contra las agresiones a sanitarios

Protestas en Dos Hermanas (Sevilla) contra las agresiones a sanitarios
SATSE
Publicado 16/03/2018 18:13:31CET

SEVILLA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

En torno a un centenar de personas se han concentrado este viernes en el centro de salud San Hilario de Dos Hermanas (Sevilla) para manifestar su "repulsa" ante las agresiones y su "compromiso en la lucha" contra ellas, con motivo de la celebración este 16 de marzo de 'Día Nacional contra las Agresiones a Sanitarios'.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes del Sindicato de Enfermería (Satse), convocante de esta protesta junto al Sindicato Médico de Sevilla (SMS) y la Unión Sindical de Técnicos Sanitarios (USAE). Según explican, han escogido este centro porque sus profesionales "han sido objeto de muchas agresiones en el último año, tres de ellas de especial intensidad".

Así, apuntan que en mayo los tres componentes del equipo de urgencias (médico, enfermero y técnico) sufrieron insultos, descalificaciones y amenazas cuando acudieron a atender a un paciente a domicilio, mientras que en septiembre fueron tres médicos de la plantilla del centro las vejadas y amenazadas, resultando con lesiones por un codazo en la cara una de ellas.

Además, añaden que al iniciar el año 2018, una enfermera del servicio de urgencias DCCU, abierto las 24 horas del día, sufrió otra agresión física y verbal.

En este sentido, recuerdan que durante el año 2017, en Andalucía, se han producido 1.095 agresiones a personal sanitario, 265 con lesiones físicas y 830 no físicas. Y la peor parte se la ha llevado el personal femenino que ha padecido 694 agresiones, el 63 por ciento, en unas proporciones que se mantienen en su distribución provincial.

Por su parte, en Sevilla y su provincia se han producido 242 agresiones, 67 físicas y 175 no físicas, casi un 20 por ciento más de las producidas en 2016. Solo Sevilla acopia el 26 por ciento, la cuarta parte de todas las agresiones en Andalucía.

De este modo, dicen que "están alerta" ante cualquier agresión que se produzca a cualquier sanitario, en general, y a los facultativos, en particular, cualquier día del año y procura estar con la víctima de una agresión desde el primer momento y hasta el último.

"Intentamos apoyar y asesorar en todas aquellas cuestiones que por un lado tienen que solucionarse médica, administrativa y judicialmente y, por otro, en las puramente de acompañamiento a un profesional que pasa por unos momentos de especial sensibilidad anímica y personal. Estar ahí para que todo pueda ser un poco menos difícil, menos amargo", señalan.