Amiga de la madre del bebé muerto: "Creo firmemente que ella no ha sido"

Actualizado 27/04/2016 12:42:36 CET

SEVILLA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una amiga de la mujer de 30 años de edad detenida en relación a la muerte de su bebé de 18 meses en Sevilla la ha definido este miércoles como "una buena madre" y ha dicho creer "firmemente" que ella no ha sido. "Me niego a creerlo", ha subrayado.

Tanto la madre del pequeño como su compañero sentimental, de 37 años de edad, pasarán a lo largo de este miércoles a disposición del juez de Instrucción número 14 de Sevilla para prestar declaración en relación a la muerte del bebé tras haber sido detenidos por la Policía Nacional el pasado fin de semana.

Jessica, de 23 años de edad y madre de dos niños, ha dicho a los periodistas que en el mes de octubre del pasado año 2015 estuvo viviendo durante dos semanas en la casa de la mujer detenida, madre de otro niño de tres años cuya custodia le ha sido retirada por la Junta de Andalucía, y ha considerado "imposible" que ella haya sido.

"Ella va con sus hijos a todos lados, y nunca jamás les ha pegado delante mía", ha puesto de manifiesto Jessica, que ha indicado que al novio de su amiga únicamente le conoce de haberlo visto un par de veces. "Ella me decía que era muy bueno y que le trataba muy bien, además le ayudaba con los niños", ha afirmado.

Por todo ello, se ha mostrado "sorprendida" por lo acontecido y ha señalado que ni ella ni su pareja "se pueden creer lo que ha pasado". "Ella no sabe ni lo que le ha pasado al niño", ha agregado.

Tras relatar que la última vez que la vio antes de su detención fue hace dos semanas en un restaurante de comida rápida, ha explicado que la mujer detenida se encontraba en paro "y cobraba la ayuda por mujer maltratada" por otra relación y no tenía apenas familia, únicamente una hermana que vive en Mallorca.

LOS HECHOS

Los hechos sucedieron en la madrugada del pasado domingo, sobre las 1,00 horas, cuando la madre del menor y su compañero sentimental, residentes en la barriada de Los Prunos, en Su Eminencia, llevaron al menor a Urgencias del Hospital Virgen del Rocío tras comprobar que no se movía y que estaba inconsciente.

Una vez allí, los médicos comprobaron que el bebé estaba fallecido y presentaba una serie de hematomas que podrían haber sido causados por unos golpes, por lo que el Hospital puso los hechos en conocimiento de la Policía y del juzgado de Guardia.

De este modo, y según los primeros exámenes forenses realizados, el menor presentaba un "severo" traumatismo craneoencefálico que podría ser "compatible" como causa directa de la muerte, aunque la investigación judicial tratará de esclarecer si la muerte se produjo por accidente o, por el contrario, los detenidos estarían implicados en la misma. Los detenidos compartían piso en el Bajo B del bloque 8 de la calle Binéfar, en la barriada de Los Prunos.