La AMPA del IES Las Encinas de Valencina se reúne con Aparicio y da "una tregua"

Reciente concentración de la comunidad educativa.
CEDIDA.
Publicado 08/03/2017 16:18:41CET

VALENCINA DE LA CONCEPCIÓN (SEVILLA), 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) del Instituto de Educación Secundaria (IES) Las Encinas de Valencina de la Concepción (Sevilla), junto a la dirección del centro, ha celebrado un encuentro con la delegada territorial de la Consejería de Educación, María Francisca Aparicio, en torno a los problemas de "masificación y división" de la comunidad educativa, dividida en dos edificios.

Según un comunicado de la AMPA tras el reciente y nuevo paro parcial protagonizado por la comunidad educativa de este instituto, dicho encuentro giró principalmente en torno a las denuncias relativas a la "masificación" que padecen alumnos y profesores.

El centro en cuestión, como se recordará, funcionaba en un antiguo edificio cuya construcción se remontaría a 1934, hasta que en 2007 entró en servicio un nuevo edificio construido por la Administración educativa, con lo que alumnos y profesores trasladaron la actividad docente a tales instalaciones.

Pero según la comunidad educativa, apenas tres años después de estrenar las nuevas instalaciones, el creciente número de alumnos y la consecuente "masificación" de las nuevas instalaciones llevó a la Administración educativa a recurrir de nuevo al "viejo centro" de 1934, que fue recuperado a partir del curso 2009/2010 para absorber al nuevo alumnado. Y mientras el edificio estrenado en 2007 estaba diseñado para acoger 18 unidades educativas, según la AMPA, entre los dos edificios acogen actualmente "29 unidades".

En cualquier caso, la comunidad educativa está dividida entre el edificio estrenado en 2007 en la calle García Lorca, y a un kilómetro de distancia el "viejo centro" de la calle Trabajadores, que data de 1934 y que fue "reutilizado" para dar solución al creciente número de alumnos.

MEDIDAS "INSUFICIENTES"

La AMPA, en ese sentido, avisa de que los problemas e incidencias derivadas de la división de la comunidad educativa, alertando además del estado de conservación del viejo centro de la calle Trabajadores y de que persiste la "masificación" de alumnos. "La ampliación de seis aulas que se realizó hace unos cuatro años fue absolutamente insuficiente para cubrir las necesidades. En estos últimos cuatro años hemos pasado de 600 a 900 alumnos", avisan.

Ante esta situación, y según el comunicado de la AMPA, María Francista Aparicio se habría comprometido a promover una "evaluación" del viejo edificio de 1934, para estudiar "las reformas que necesitaría para poder seguir dando clase allí en condiciones más dignas", siempre en espera de las "soluciones" definitivas, toda vez que las previsiones en cuanto a la evolución demográfica mostrarían una "tendencia claramente a la baja", porque "los estudios de natalidad no muestran lo contrario".

La Administración, según la AMPA, está "estudiando también los espacios educativos ya construidos, con la intención de optimizar los recursos públicos". La delegada, en cualquier caso, se habría comprometido a visitar el centro "la última semana de marzo" para trasladar ya una propuesta de "solución".

"Sólo si todas las soluciones que se barajan fuesen inviables, se procedería a la ampliación del centro, que tampoco es fácil, pues el espacio para construir es limitado y las parcelas anexas al IES aún tienen calificación de espacios verdes", expone la asociación de familiares de alumnos, que ha decidido "dar una tregua" a la espera de la visita de Aparicio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies