Andalucía se someterá, entre este curso y el siguiente, a nueve evaluaciones, cinco de ellas internacionales

El consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, en el Foro Joly
CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN
Actualizado 20/10/2010 15:19:59 CET

Álvarez de la Chica aboga por "invertir" el modelo de acceso a la función pública docente y se seleccione al profesorado antes de formarlo

SEVILLA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Andalucía se enfrentará, entre este curso 2010-2011 y el siguiente, a un total de nueve pruebas de evaluación, de las cuales, dos serán de carácter autonómico, dos nacionales y cinco internacionales. Con ello, se pretende seguir avanzando en la cultura de la evaluación tanto de los alumnos, como del profesorado, de los centros y del sistema educativo en general.

Así lo ha adelantado este miércoles el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, en el transcurso de su intervención en el 'Foro Joly Andalucía', donde ha considerado que el Gobierno andaluz tiene que saber cuáles son "las luces y las sombras" de la educación en la comunidad.

"Estamos convencidos de que lo que no se evalúa, se devalúa, y por tanto, seguiremos apostando por este camino", ha recalcado después de ser presentado por su antecesora en el cargo y actual consejera de Presidencia, Mar Moreno, quien ha destacado su capacidad para "aunar voluntades" así como para "solucionar muchos problemas y no generarlos".

La Consejería de Educación también continuará teniendo como "tarea más urgente" la consecución de la universalización del éxito escolar y, para ello, debe evitar tanto el abandono del sistema escolar como el fracaso temprano. Según ha recordado el consejero, la Unión Europea ha trazado para el año 2020 dos objetivos claros en esta línea: que la tasa de abandono escolar no sobrepase el 15 por ciento; y llegar a una cobertura del 40 por ciento de licenciados superiores de entre 25 y 34 años.

A juicio de De la Chica, se trata de un "reto muy importante que resolver" pero para el que España y Andalucía están "preparadas" porque trabajarán "duro" para conseguirlo. No en vano, ha dicho, el segundo de los objetivos planteados por la UE está "prácticamente hecho", ya que en España hay un 39 por ciento de titulados superiores, frente al 20 por ciento de Italia o el 24 de Alemania.

En cualquier caso, el consejero ha insistido en la intención del departamento que dirige es la de "alcanzar un sistema educativo competente, sobre todo, en las materias instrumentales: lengua, matemáticas y lengua extranjera". Para ello, seguirá desplegando todas las medidas contenidas en la iniciativa 'Esfuerza' y fomentando tanto una mayor autonomía de los centros educativas --medida ya puesta en marcha con los Reglamentos de Organización del Centros (ROC)-- como una mejor formación inicial y permanente del profesorado.

LOS PROFESORES "NO SON EL PROBLEMA"

Es precisamente en este último campo en el que Álvarez de la Chica ha hecho más hincapié recordando su "pasión" por el profesorado, sin cuya participación e implicación, ha dicho, "no hay mejora posible". "El techo de un sistema educativo es el techo que marcan sus profesores. Y los profesores nunca son el problema ni lo han sido, sino que, a mi juicio, son la solución", ha recalcado.

De ahí que haya abogado por "impulsar" el debate en torno a la regulación del proceso de acceso a la función pública docente y por "invertir", asimismo, el modelo de manera que el profesorado pueda, elegirse y seleccionarse antes, y formarse después. "Debemos plantearnos si los procesos de formación inicial del profesorado son los más adecuados en la actualidad porque, hasta ahora, hemos venido formando y después seleccionando, y tal vez, sea necesario invertir este modelo", ha propuesto.

En su opinión, "se trata de saber quiénes son los mejores profesores y cómo se puede transferir su experiencia y conocimiento de la forma más eficiente". Sobre todo, ha reconocido, porque "hay una realidad y es que hoy enseñar es más difícil que nunca, por eso, debemos reflexionar sobre cómo hacer aún mejores a los que tenemos y cómo incentivar y atraer a los mejores de los que están fuera".

Otra de las medidas que el Gobierno andaluz ha puesto en marcha para reconocer la labor docente es la de fomentar la estabilidad del profesorado, así como su reconocimiento social. En este sentido, Álvarez de la Chica ha defendido que la continuidad de un maestro en un mismo centro es sinónimo de éxito de un programa educativo y que la Carta de Derechos del Profesorado que contemplan los ROC, así como la colaboración con la Fiscalía Superior de Andalucía, contribuirán a mejorar las condiciones laborales del gremio.

No obstante, ha advertido de que para que todo ello funcione es necesario, "ante todo, acuerdo y consenso social de largo recorrido". "Los grandes retos pendientes necesitan más consenso que dinero", ha puntualizado. Asimismo, ha querido dejar claro que el actual sistema educativo andaluz es "rotundamente mejor" que el de años anteriores pese a la "paradoja" de que la sociedad lo perciba como peor.