La andaluza Teximbor, propietaria de Bruno Baresi, se hace con la marca de confección Pulligan

Actualizado 07/07/2015 6:16:37 CET

SEVILLA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Teximbor, grupo textil andaluz que engloba las marcas Bruno Baresi, TXB Promociones y Bordados Industriales Aljarafe, ha adquirido a Igualadina de Marcas la marca de confección Pulligan, después de que la empresa catalana, que fabricaba y comercializaba desde finales de 2010 las marcas Pulligan, Meyba y Pierre Cardin, entró en concurso de acreedores el pasado mes de abril, según ha anunciado Teximbor en una nota.

Para el director general de Teximbor, Manuel Márquez, esta adquisición representa una buena estrategia de crecimiento, ya que "con Pulligan ampliamos y diversificamos nuestro mercado lo que supondrá, en periodo de bajo consumo, una inyección muy importante". "Llegaremos a dos segmentos de público bien diferenciados; uno el consumidor de tiendas multimarcas de medio/alto nivel y otro, con nuestra marca Bruno Baresi, en tiendas medias", ha añadido.

Márquez, que subraya que Pulligan "es un gran referente en el sector textil y que desde el siglo XIX ha presentado piezas de altísima calidad", indica que el objetivo principal que plantea la empresa sevillana es "revitalizar la marca catalana que se ha quedado dormida en su propio prestigio" y relanzarla con "una perspectiva más juvenil y actual, a un precio asequible sin perder la calidad e imagen que la caracteriza".

De este modo, la marca pretende realizar un producto moderno, desde pautas clásicas, donde se combina clase, estilo y funcionalidad, "lo que siempre garantiza la fácil colocación en el mercado y su buena respuesta por parte de los compradores".

"Tenemos la dimensión, la estructura, y la preparación para relanzar este prestigioso pero olvidado producto al mercado. "Queremos que en las tiendas la gente vuelva a pedir 'un Pulligan' en vez de un jersey", indica el director general de Teximbor.

Además, para dar un enfoque más actual y joven a su imagen y bajar la edad media del consumidor preferente de la marca Pulligan, la colección presentará novedades como polos estampados pero sin olvidar su estilo más clásico y avanzado.

El grupo textil confía, con esta adquisición, en seguir ampliando y diversificando la marca.

Para el director general, la internacionalización en los próximos años de Pulligan será una buena estrategia de crecimiento, ya que "es la mejor herramienta para mantener un aumento continuado de ventas y la mejor arma para hacer frente a periodos de crisis" como ya consiguió con Bruno Baresi, presente en la actualidad en más de 650 puntos de venta nacionales y con fuerte posicionamiento en toda la geografía portuguesa, francesa, alemana e italiana.

Márquez destaca que "en esta época de crisis, con la apatía del consumidor y con la deslocalización de las fábricas de prestigiosas marcas del territorio nacional, Bruno Baresi sigue en pie con un crecimiento continuado y adoptando más clientes que confían en la calidad de sus prendas".

Por ello, para el director general de Teximbor, Pulligan supone "abrir más posibilidades al mercado aprovechando los recursos y la alta calidad del material e hilo español y, por lo tanto, no supone ninguna amenaza para lo que es hoy el corazón del grupo sevillano, sino otra nicho de mercado diferenciado que cubrir". Además recalca que "siempre es mejor hacerme la competencia a que me la hagan".

Teximbor, que cuenta con más de 40 trabajadores además del volumen de trabajo en los talleres de producción, con esta nueva adquisición textil creará más de 60 puestos de empleo directos e indirectos dando así aún más trabajo a los talleres andaluces y catalanes con los que cuenta.

Asimismo, Márquez asegura que doblará el volumen de ventas en el primer año, ya que la colección otoño/invierno 2015 de Pulligan está vendida en su totalidad. Además comercializará una colección de calcetines al ser ésta una marca registrada para todo tipo de textil y complementos como relojes, zapatos, colchas o toallas.

En este sentido, señala que "hay que vivir realidades y no de sueños". "Hay que adaptarse a las exigencias del mercado para volver a hacer importante a Pulligan y llegar a un mayor número de puntos de venta", asevera, tras lo que precisa que con ello reincide en que no necesariamente ajustar los precios conlleva a una pérdida de la calidad del producto.

PULLIGAN, MARCA TRADICIONAL DEL SECTOR DEL PUNTO

Pulligan es una marca tradicional del sector del punto fundada en 1885 en Barcelona. Debe su nombre a un viaje de un antiguo propietario de la empresa a Londres. Allí observó la popularidad de dos tipos de prendas, los 'pullovers' y los 'cardigans'. Con la contracción de las dos palabras se creó el nombre de la marca.

Esta marca se distingue por sus productos de calidad, "lo que le ha hecho mantenerse durante tantos años en el sector".

Su actividad principal se dedica al género de punto para prendas y calcetería, para mujeres y hombres de 25 a 60 años, urbanos de clase media y alta, elegantes y a la vez discretos. Personas que valoran la marca como garantía y que están al corriente de las tendencias de moda, adaptándolas a su propio estilo. Desde siempre han mezclado lo tradicional con lo moderno. Ofrece productos adaptados a los distintos ambientes de trabajo y ocio: diseños serios, diseños deportivos y náuticos o diseños informales.

Llegó a tener una plantilla de 1.200 empleados. Lo que más ayudó a su popularización fue la tecnología 'fully fashion' o menguado. A partir de mediados de los 90, Pulligan ha potenciado sus planes de diversificación y de creación de valor añadido, mediante la compra y uso de otras marcas de vestimenta y accesorios (Meyba y Peyton).

Se comercializa fuera de España desde 1955, aunque el proceso de internacionalización adquiere una mayor importancia a principios de los 80. En su inicio se dirigió a los países europeos y a Estados Unidos donde se creó una potente red comercial. Luego se instaló en México y Puerto Rico con fábricas textiles propias. En 2001 puso en marcha una fábrica en Marruecos y estableció acuerdos de colaboración con fabricantes de Portugal, Marruecos, China, Turquía y Rumania.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies