Aprobado el crédito del plan de ajuste con 5,5 millones menos por el pago o renuncia de 726 facturas

Asunción Fley
EUROPA PRESS
Actualizado 11/05/2012 17:02:25 CET

Francisco Pérez insiste en que la junta de gobierno es "el órgano competente" para autorizar la operación según el propio secretario

SEVILLA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La junta de gobierno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado este viernes negociar una operación crediticia por valor de 54.115.596,41 euros, con relación al plan de ajuste acordado por la Corporación hispalense para acogerse a la línea de financiación estatal destinada a saldar las deudas de las administraciones con sus proveedores. Si bien el acuerdo plenario ciñe este plan de ajuste a una deuda de 59.683.446,02 euros, la operación crediticia implica una cifra reducida porque 726 de las 3.092 facturas pendientes de pago y asociadas a este plan han sido finalmente abonadas o los proveedores en cuestión han renunciado a su inclusión en esta iniciativa.

El concejal popular y portavoz del Gobierno municipal hispalense, Francisco Pérez, ha dado este viernes cuenta de los acuerdos adoptados en el seno de la junta local de gobierno. Según ha explicado, la junta de gobierno ha aprobado finalmente, por vía de urgencia, la operación crediticia que acompaña al plan de ajuste promovido por el Gobierno municipal de Juan Ignacio Zoido, para adherir al Ayuntamiento al real decreto Ley 4/2012, que determina medidas de financiación para que las administraciones salden sus deudas con los proveedores, pero con medidas de austeridad y contracción del gasto público como contraprestación.

LAS DEUDAS DEL AYUNTAMIENTO

Como se recordará, el pleno del Ayuntamiento hispalense acordó, gracias a la mayoría absoluta de la que goza el PSOE, este plan de ajuste al objeto de conseguir financiación y saldar una deuda de 59.683.446,02 euros contraída con 624 empresas y materializada en 3.092 facturas. No obstante, la operación crediticia acordada por la junta de gobierno se reduce finalmente a 54.115.596,41, un total de 5.567.849 euros menos de la cifra inicial, porque "hemos podido pagar algunas facturas y algunos proveedores han decidido no acogerse al plan". Concretamente, son 726 las facturas que finalmente no figuran en el plan de ajuste del Ayuntamiento por uno u otro motivo.

No obstante, el portavoz del Gobierno municipal ha manifestado que no le constan directrices para la modificación de las "líneas maestras" de este plan de ajuste, toda vez que como había explicado la concejal de Hacienda y Administración Pública, Asunción Fley, el plan contempla ya para 2013 una subida general, lineal y "anual" del tres por ciento en las tasas y precios públicos del Ayuntamiento y sus sociedades y organismos, así como la supresión de la bonificación correspondiente a la domiciliación bancaria de los pagos.

REDUCCIÓN SALARIAL

El plan recoge además una reducción salarial del cinco por ciento en las plantillas de Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) y la empresa de limpieza urbana Lipasam, así como en el personal laboral del Instituto Municipal de Deportes (IMD). Igualmente, implica la ampliación de la jornada laboral a 37,5 horas para los trabajadores del Ayuntamiento, así como una "tasa de reposición de efectivos a cero" salvo en los servicios esenciales y la disolución de la sociedad municipal 'DeSevilla Giralda TV' y de la agencia de desarrollo económico 'Sevilla Global'.

En cuanto a la polémica suscitada al no ser canalizada la aprobación de este crédito a través del pleno extraordinario inicialmente acordado para ello, Francisco Pérez ha lamentado las críticas de las fuerzas de oposición. Ha defendido, en ese sentido, que es la junta de gobierno el órgano competente para la aprobación de la operación crediticia "por dictamen" del secretario general del propio Consistorio.

En ese sentido, ha señalado que la operación crediticia no supera el diez por ciento del presupuesto ordinario del Ayuntamiento, --porque si lo superase sería obligatorio elevarla al pleno--, y que el propio Gobierno central "ha emitido un comunicado diciendo que entiende debatido el asunto con el debate del plan de ajuste y, por tanto, no tienen que ir a pleno las cifras de las cantidades a pedir". "Es el secretario municipal quien dice por dónde van los asuntos", ha manifestado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies