Arquitectos destacan que Cruz "conoce los problemas del sector" aunque lamentan "vaivenes" en este área

Actualizado 20/10/2010 21:27:21 CET

SEVILLA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Colegios de Arquitectos de Andalucía (Cacoa), Luis Cano, ha destacado que la futura consejera de Obras Públicas y Vivienda, Josefina Cruz, "conoce los problemas del sector" aunque ha lamentado los "vaivenes" que se producen en este departamento en los últimos años.

En declaraciones a Europa Press, Cano ha indicado que los arquitectos, desde la perspectiva arquitectónica, prefieren que exista el Ministerio de Vivienda como "un Ministerio propio" y frente a la decisión de unificar departamentos "preferimos un Ministerio o una Consejería específica, al ser nuestra institución de referencia, pues la obra pública no es tan directa para nuestra actividad".

Destacó que Josefina Cruz "tiene experiencia en las cuestiones de planificación y ha tenido cargos de responsabilidad en la comunidad autónoma en temas de planeamiento, por lo que su nombramiento puede ser positivo para la reordenación del territorio de Andalucía".

"Cruz conoce nuestro sector y los problemas de planeamiento y tiene bastante experiencia, por lo que puede ser positivo", aseveró Cano, quien expresó su interés sobre "como quedará la Dirección General de Arquitectura y si va a haber nuevos nombramientos en ese sentido".

Sobre la consejera saliente, Rosa Aguilar, Cano ha indicado que "ha estado poco tiempo en la Comunidad" aunque ha destacado "en el tiempo en que ha estado, sus intervenciones y participaciones siempre han sido precisas y muy acertadas".

Cano ha apuntado que "a los arquitectos siempre nos resulta extraños los vaivenes que ha habido en los últimos tiempos en nuestra materia, donde no acaba de centrarse las administraciones sobre cuáles son la áreas prioritarias", tras lo que ha indicado que "ello hace que nos cueste la relación con las administraciones".

No obstante, ha destacado que "existen altos funcionarios que llevan tiempo en las administraciones, lo que permite la continuidad que no encontramos en los políticos, con los que se rompe el ritmo de relaciones institucionales".