Asaja cifra en 100 millones los daños causados por las inclemencias meteorológicas en la provincia

 

Asaja cifra en 100 millones los daños causados por las inclemencias meteorológicas en la provincia

Naranjos Tras Una Helada.
EUROPA PRESS/ASAJA-SEVILLA
Actualizado 21/02/2012 17:36:03 CET

SEVILLA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las heladas y la sequía y la combinación de ambas han provocado daños en el campo sevillano por valor de 99,75 millones de euros, unos daños que van a dar "la puntilla a la frágil" situación económica por la que atraviesan las explotaciones agropecuarias de la provincia, descapitalizadas al tener que hacer frente a unos costes de producción superiores a los ingresos obtenidos por la venta de sus producciones.

En una nota, Asaja-Sevilla ha señalado que a los bajos precios en campo se une ahora el sobre coste en la alimentación del ganado, provocado por la sequía, los daños en los cereales por la falta de lluvias, y las severas pérdidas sufridas por los productores de cítricos y de frutas y hortalizas como consecuencia de las últimas heladas.

El año 2011 finalizó con el mes de diciembre más seco de los últimos 15 años, confirmándose en lo que va de 2012, la entrada en un periodo de sequía que, además, se ha visto acompañada de una ola de frío que ha traído daños por heladas en importantes cultivos de nuestra provincia. Así, en la semana del 6 al 12 de febrero se han registrado mínimas de - 7,9º C en zonas de Campiña y Vega, mientras que en la semana del 13 al 17 de febrero estas condiciones se han visto agravadas por el mantenimiento durante varias horas de estas bajas temperaturas (-4 y -5º C), con gran incidencia en los cultivos.

Estas drásticas condiciones en las que se combinan sequía y heladas hacen recordar las ya vividas en la campaña agrícola 2004-2005 en la que el sector agrario sufrió importantes pérdidas. En aquella ocasión se llegaron a registrar mínimas de -10,8 ºC en Osuna.

Aunque aún no se puede realizar una valoración exhaustiva de las pérdidas, pues a diferencia del pedrisco, en el caso de las heladas los daños dan la cara después, es cierto que a medida que pasan los días se constata un mayor daño en los diferentes sectores, especialmente en cítricos (en recolección las variedades de segunda campaña) y fruta dulce (importante daño en floración).

FRUTALES Y CÍTRICOS, PÉRDIDAS DE MÁS DE 78 MILLONES

Así, los servicios técnicos de Asaja-Sevilla han constatado importantes daños en la provincia, fundamentalmente en cítricos y en frutales de hueso, y han elaborado un pormenorizado informe en el que se ofrece además una primera estimación económica, que por desgracia no será la definitiva.

En estos momentos se recolectan en la provincia las variedades de cítricos (naranjas y mandarinas) de ciclo medio, variedades que se han visto dañadas en un alto porcentaje, entorno al 70 por ciento de la producción pendiente de recolectar, lo que supone unas pérdidas de más de 38 millones de euros en la provincia de Sevilla. Además, se comienzan a observar daños en madera (el propio árbol) y brotes más tiernos, que podrán ir constatándose en próximos días y que pueden suponer mermas en la siguiente campaña.

En el caso de los frutales de hueso (melocotón, nectarina y ciruela), las temperaturas nocturnas de -4º C, han afectado gravemente al proceso de floración. Los daños han sido muy importantes especialmente en las variedades más tempranas, habiendo incidido tanto en las flores abiertas como en estados avanzados de botones florales. Se dan por pérdidas las variedades que se recolectan habitualmente en última semana de abril e importantes daños en las variedades a recolectar en la primera decena de mayo. Los daños han podido alcanzar, por el momento, a más del 30 por ciento de la producción total esperada, si bien al haberse producido el daño principal en las variedades más precoces las pérdidas superarán los 40 millones de euros.

Se han visto también afectados otros cultivos como la remolacha, las patatas, las alcachofas y las habas, cuyas pérdidas están aún pendientes de cuantificar. En el caso de las patatas, aún es pronto para estimar su daño real, aunque si es cierto que ya se puede constatar la pérdida de brotes iniciales en muchas parcelas, lo que conllevará un retraso de la fecha de recolección, mientras que en el caso de la remolacha, se detectan daños en las superficies de siembra más tardía, aunque estas son los menos, y el resto habrá que ver evolución en los próximos días para ver si los daños por frío que ahora se observan tendrán como consecuencia la pérdida de plantas.

GANADERÍA, CASI 22 MILLONES

En lo que respecta a la sequía, el informe de los Servicios Técnicos de Asaja-Sevilla pone de manifiesto que en lo que va de campaña agrícola (desde 01/09/2011) la pluviometria se sitúa por debajo del 50 por ciento de la acumulación normal. Los sectores mas afectados, por el momento, por esta baja pluviometría son la ganadería y cereales.

La ganadería extensiva se ve sometida a un incremento de costes derivado de la falta de alimentación para el ganado. Entre la sequía y el frío, que ha "machacado" la escasa hierba que había, sólo queda el recurso del pienso para mantener la cabaña, por lo que los ganaderos de ovino y vacuno deben tirar de talonario y comprar pienso para alimentar a sus animales. En el caso del ovino, el sobre coste que la sequía está provocando a los ganaderos sevillanos desde el pasado mes de noviembre se cifra en 5,25 millones de euros, mientras que en el caso del vacuno este sobre coste asciende ya a 16,5 millones de euros, una cantidad que bajo estas condiciones de sequía se irá incrementando diariamente.

En el caso de los cereales de invierno, la falta de lluvias está provocando que los trigos presenten síntomas de sequía. El cultivo no ha podido ahijar correctamente y presenta mal aspecto. La falta de agua esta provocando daños que ya se pueden observar con mayor claridad en suelos arenosos, y que si las previsiones de ausencia de lluvias se cumplen, los daños se extenderán a prácticamente la totalidad de la superficie sembrada en la provincia, que se estima en 180.000 hectáreas, con unas perdidas millonarias.

DEMANDAS EXCEPCIONALES

Ante este panorama, "absolutamente excepcional", Asaja-Sevilla ha instado a la Consejería de Agricultura y Pesca y al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a adoptar medidas excepcionales, similares a las que se adoptaron para afrontar las heladas y las sequías de la campaña 2004-2005, con el objetivo de paliar las pérdidas que están sufriendo agricultores y ganaderos.

Así Asaja-Sevilla insta a ambas administraciones a solicitar a la UE el anticipo de las ayudas de la PAC, a arbitrar líneas de ayuda para la compra de pienso y para la reposición y la replantación de arboleda dañada, a adoptar medidas fiscales y de seguridad social excepcionales (reducción de los módulos, exención del IBI, exención de las cuotas a la Seguridad Social) y prorrogar los prestamos a la ganadería que vencen ahora.

Junto a estas medidas es fundamental que, en un momento de tan graves daños y tan generalizados, los seguros agrarios demuestren su capacidad de constituir un paraguas y una alternativa real para el agricultor, es en estas situaciones en las que el seguro agrario y los responsables de su gestión demuestran su credibilidad.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies