Asaja urge a la puesta en marcha del plan estratégico para el sector citrícola andaluz

Actualizado 17/12/2013 22:44:33 CET

SEVILLA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La organización agraria Asaja-Sevilla ha instado este martes a la puesta en marcha del plan estratégico para el sector citrícola andaluz, uno de los sectores "más pujantes de la agricultura andaluza y moderno".

Así, explica en un comunicado que la superficie andaluza de cítricos se sitúa en 87.000 hectáreas que se distribuyen por las provincias de Sevilla, Huelva, Córdoba, Málaga, Almería, Granada y Cádiz y supone el 30 por ciento de la producción nacional de cítricos y más del 40 por ciento de la producción nacional de naranja. Su aportación anual a la producción final agraria andaluza se fija en 600 millones de euros y genera entorno a 3,5 millones de jornales solo en la fase de producción.

Sin embargo, y pese a estos datos, el sector está sumido en "una crisis estructural", derivada del "hundimiento" de los precios en origen, situados "muy por debajo de los costes de producción", por lo que desde Asaja se ha apremiado a que se pongan en marcha las medidas contempladas en el plan estratégico para el sector citrícola andaluz que la organización presentó y fue bien acogido por el anterior consejero de Agricultura, Luis Planas, y que pese a haberse retomado en la Mesa de Cítricos con "la nueva titular de Agricultura, Elena Víboras, aún no se ha materializado ni ha dado ningún fruto".

Este asunto ha centrado la decimotercera Jornada de Frutas y Hortalizas que Asaja-Sevilla ha celebrado este martes en la Cooperativa del Campo San Sebastián, de Lora del Río (Sevilla), y que ha sido inaugurada por el alcalde de esta localidad, Francisco Javier Reinoso; el director general de Producción Agrícola y Ganadera de la Consejería de Agricultura, Rafael Olvera; el presidente de San Sebastián Cooperativa del Campo, Alejandro Oliver; la gerente del Grupo de Desarrollo Rural Gran Vega de Sevilla, Rocío Sainz, y el presidente de Asaja-Sevilla, Ricardo Serra.

LA REFORMA DE LA PAC

Tras la inauguración, la subdirectora general de Frutas y Hortalizas, Aceite de Oliva y Vitivinicultura del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, María José Hernández, ha expuesto la situación de los trabajos para la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) en España, con especial incidencia en el sector de las frutas y hortalizas.

Hernández ha explicado que la nueva PAC entrará en vigor en dos fases. En una primera, ya a partir del 1 de enero de 2014, entrarán en vigor todas las medidas de mercado contempladas en el Reglamento de la Organización Común del Mercado (OCM) única, y en una segunda, a partir del 1 de enero de 2015, entrará en vigor el Reglamento de Pagos Directos, del que no es cierto que se haya excluido las frutas y hortalizas, como algunos afirman, puesto que aquellos que ya recibían el pago único y que hacían la declaración de la PAC en el año de referencia seguirán recibiendo el pago básico y el pago verde.

Asimismo, Hernández ha destacado en la nueva OCM Única el programa de frutas en las escuelas, que pasa de 90 a 150 millones de euros y además se reduce el margen de cofinanciación para los Estados miembros, lo que facilitará que este programa se generalice a partir de 2014. ACTUACIONES EN EL SECTOR CITRÍCOLA ANDALUZ

A continuación, el responsable técnico del sector de Frutas y Hortalizas de Asaja y miembro del Grupo de Expertos de Cítricos de la Comisión Europea, Benjamín Faulí, ha expuesto la necesidad de poner en marcha de forma urgente el plan estratégico para el sector citrícola andaluz propuesto por la organización, que corrija las debilidades y las limitaciones actuales y ponga en valor la importancia de este sector a nivel regional y nacional.

Faulí enumeró algunos de los aspectos de mayor interés que recoge dicho plan, como la actualización permanente del censo de especies y variedades que puedan servir como instrumento base para el establecimiento de un plan de reestructuración que dé respuesta a las demandas reales del mercado; la homogeneidad en la metodología de elaboración de los aforos citrícolas a nivel nacional; la información actualizada de precios y costes, así como del comercio comunitario, nacional, exportaciones e importaciones, y ampliar el abanico de las estructuras comercializadoras para fomentar la competencia.

Asimismo, el plan recoge la necesidad de: incluir medidas de promoción del consumo, la mejora de los mecanismos de control --incrementando los controles e inspecciones de calidad en los puntos de venta--, la investigación sobre nuevas variedades que den respuesta a las demandas reales del mercado, el refuerzo de la vigilancia sanitaria y procurar que podamos trabajar en un contexto de competencia leal y reciprocidad en los acuerdos comerciales.

El responsable de cítricos de Asaja nacional puso en duda el discurso oficial sobre el buen funcionamiento del sistema actual de las organizaciones de productores, que a juicio de Faulí, "se ha mostrado ineficaz para controlar la oferta y mejorar el precio que perciben los productores por sus cítricos".

Por su parte, el coordinador de transferencia y formación de cítricos del Ifapa, Francisco José Arenas, ha señalado que "la tendencia de la citricultura actual en España se centra en romper con la concentración de variedades en los meses que van de noviembre a enero y en eso estamos trabajando también desde el Ifapa, pero es importante además avanzar en la especialización en función de la finalidad a la que se destinará la naranja".

Arenas abogó por dar mucha más importancia al patrón que sostiene la plantación, porque "si bien la variedad comercial es importante también es determinante contar con un patrón que se adapte a las condiciones edafológicas y climáticas de la explotación en la que se va a plantar".

Por último, el encuentro ha contado con la intervención del jefe de Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería de Agricultura, Ricardo Alarcón, que ha explicado el marco normativo comunitario para evitar la propagación de plagas y enfermedades de los cítricos no presentes en la Unión Europea.

LA CITRICULTURA MÁS MODERNA DE EUROPA

La citricultura andaluza ha experimentado "un fuerte impulso" en los últimos 15 años en los que ha incrementado el tamaño medio de las explotaciones y ha renovado variedades y sistemas de riego.

Según los últimos datos aforados por las administraciones para la campaña 2013/2014 la producción nacional se incrementará en un 9,3 por ciento hasta alcanzar los 6.042.216 toneladas. Valencia es la primera región productora con 3.256.044 toneladas, le sigue Andalucía con 1.927.078 toneladas y Murcia con 680.010 toneladas.

Por variedades se espera una producción nacional de naranja dulce de 1.452.751 toneladas, 10.689 toneladas de naranja amarga, 129.838 toneladas de mandarinas, 105.126 de limones, 22.468 de pomelos y 6.206 toneladas de otros cítricos.

En relación al destino de la producción citrícola andaluza, destaca el consumo interior en fresco con el 50,74 por ciento, seguido por la transformación con el 24,64 por ciento y la exportación con el 19,52 por ciento.

El valor de la producción citrícola andaluza es de 681 millones de euros, el siete por ciento del valor de toda la producción de la rama agraria andaluza. Este sector con 14.000 empleos creados al año, es el tercer generador de jornales en Andalucía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies