La asamblea de Tussam analiza el voto contrario a la propuesta de convenio y espera una reunión con la empresa

Un autobús de Tussam
EUROPA PRESS
Publicado 24/11/2017 18:12:36CET

SEVILLA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Después de que la plantilla de la sociedad Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), perteneciente al Ayuntamiento hispalense, rechazase en referéndum la propuesta de nuevo convenio colectivo negociada entre sus representantes y la dirección de la compañía, los trabajadores celebraron este pasado jueves sendas asambleas matinal y de tarde, para analizar el voto contrario a dicho texto y sopesar de qué modo proceder.

La convocatoria de asamblea estaba secundada por los cuatro sindicatos con representación en Tussam; el Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte (SITT), que ostenta la Presidencia del comité de empresa; la Agrupación Sindical de Conductores (ASC); CCOO y CGT, siendo celebrada en un primer turno matinal y otro de tarde, después del mencionado referéndum.

Al citado referéndum, recordémoslo, estaban convocados los aproximadamente 1.500 trabajadores que conforman la plantilla de Tussam, cosechando una participación del 76 por ciento. No obstante, el 61 por ciento de los votos emitidos por los empleados fueron contrarios a la propuesta de nuevo convenio negociada con la dirección de la empresa a lo largo de unos diez meses.

La asamblea celebrada este pasado jueves, según las fuentes consultadas por Europa Press, ha girado en torno a un análisis de los motivos que han llevado a la mayoría de los participantes en la votación a posicionarse contra la propuesta de nuevo convenio. Merced a dicho análisis, la idea ahora sería celebrar una nueva reunión con la empresa en una fecha aún por determinar, y con los resultados de dicho encuentro reunir de nuevo a la plantilla.

RECUPERAR LOS "ESFUERZOS" REALIZADOS

En esta negociación, los sindicatos han venido reclamando que la plantilla "recupere de manera sustancial los esfuerzos realizados en los últimos cinco años". Y es que el plan de viabilidad acordado en 2012 para reconducir hasta 2016 las entonces castigadas cuentas de Tussam contemplaba aspectos como una reducción salarial del cinco por ciento durante los dos primeros años de aplicación.

Al respecto, la propuesta de nuevo convenio nacida de la comisión negociadora, según la documentación a la que ha tenido acceso Europa Press por sus propios medios, sin que haya sido proporcionada por el presidente del comité de empresa ni ninguno de sus miembros, contemplaría un texto de cuatro años de duración, en los que "los sueldos y otras retribuciones del personal de Tussam experimentarán para cada año de vigencia del convenio, el incremento superior que la Ley de Presupuestos Generales del Estado establezca anualmente para el personal al servicio del sector público". Así se recoge en los documentos en cuestión.

Y para el caso de que el Ayuntamiento de Sevilla o sus sociedades instrumentales "adoptasen un mecanismo legal para incrementar las retribuciones en un porcentaje superior al previsto por la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio correspondiente", siempre según la documentación, "las retribuciones de los trabajadores de Tussam serán revisadas en la diferencia", según el texto.

Además, figuraría en el texto propuesto una "prima vinculada a un programa de control del absentismo, por importe bruto diario de cinco euros en 2017, seis en 2018, siete en 2019 y ocho en 2020, por cada domingo efectivamente trabajado, sujeto a que las ausencias del trabajador no superen el número de uno para los domingos planificados en su calendario anual" de trabajo.

LA FERIA

Igualmente, se contemplaría una prima de 40 euros "para el trabajador que durante el periodo de Feria no disfrute de ningún descanso semanal planificado", así como una prima anual por un importe bruto de 210 euros "para compensar la mayor cantidad y calidad del trabajo que ha generado la adaptación a la nueva duración de la Feria de Abril", prima sujeta a la duración de cada contrato de trabajo. Además, se crearía una nueva prima vinculada a programas específicos de mejora, que sustituye a un concepto previo y parecido, con un importe máximo de 1.405 euros por trabajador y año.

De nuevo en materia de absentismo laboral, figuraría una prima por importe bruto anual de 530 euros, ceñida al "tiempo efectivo de trabajo" y al requisito de no contar con "más de diez ausencias" al año en "días previstos de trabajo", más allá de las licencias estipuladas, los descansos adicionales o las bajas por maternidad o paternidad, entre otros aspectos.