Asanec remite una misiva a Griñán en la que le pide que "apueste" por prohibir el consumo de tabaco en todos los locales

Actualizado 18/01/2010 13:28:21 CET

Le recuerda al presidente su demanda contra las tabaqueras y que unas 10.000 personas "fallecen anualmente en Andalucía por fumar"

SEVILLA, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Andaluza de Enfermería Comunitaria (Asanec) ha remitido una carta al presidente del Gobierno autonómico, José Antonio Griñán, en la que le pide que su Ejecutivo "apueste" por prohibir totalmente el consumo de tabaco en todos los locales públicos cerrados, en referencia a todos los beneficios que ello conllevaría "para el conjunto de la ciudadanía".

En dicha misiva, el presidente de esta asociación, Juan Pedro Batres, se muestra "sorprendido" por la propuesta del Gobierno andaluz de que se "defienda" en el Consejo Interterritorial de Salud el que "se permita continuar fumando en restaurantes, bares y lugares de ocio de más de 100 metros cuadrados, a pesar de las inminentes modificaciones de la normativa actual anunciadas por el Gobierno central".

"Resulta paradójico que sea Andalucía la que se oponga a que se haga extensible la prohibición de fumar en todos los lugares de ocio, cuando fue la primera Administración europea en demandar a las compañías tabaqueras por el coste sanitario derivado de las enfermedades asociadas al tabaquismo", aseveró Batres.

A juicio de este colectivo enfermero, si dicha propuesta se lleva finalmente a cabo se estaría vulnerando un derecho fundamental recogido en el artículo 40.2 de la Constitución Española, el referido al "derecho a la seguridad y protección de la salud en el trabajo". Así, aludió a los trabajadores que desarrollan su actividad laboral en la hostelería, "ocasionando daño a la salud al tener que exponerse de forma involuntaria al humo del tabaco durante su jornada laboral, que en muchos casos es superior a las ocho horas laborables".

Batres recordó a Griñán la experiencia en otros países donde se ha prohibido el consumo de tabaco en lugares públicos y con buenos resultados, e incluso "con más contrataciones en el sector, a pesar de las reticencias iniciales". Además, trasladó al máximo dirigente andaluz que, según los datos que maneja el Ministerio de Sanidad --publicados el 15 de diciembre de 2009--, "el 70 por ciento de los españoles están a favor de endurecer la ley actual para que no se pueda fumar en ningún local de ocio cerrado".

Por todo ello, advirtió de que, en el caso de que esta prohibición no se hiciera extensible a todos los locales de la hostelería, "no sólo no se reduciría la prevalencia del tabaquismo, sino que fomentaría el inicio del consumo de tabaco entre la población".