Asenjo cree que Santa Catalina reabrirá a inicios de 2019 y aboga por representaciones "austeras" en el Corpus

Desayuno informativo con Asenjo.
CEU ANDALUCÍA
Publicado 15/05/2018 13:07:43CET

Respeta el modelo del Corpus pero ve "desmesurada" la representación de las hermandades y pide que se reduzca a "cuatro o cinco miembros"

SEVILLA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha manifestado este martes que cree que iglesia gótico mudéjar de Santa Catalina reabrirá finalmente "en enero o febrero" de 2019 después de que fuese cerrada al culto allá por 2004 a cuenta de su estado de conservación, señalando que la Archidiócesis está dispuesta a "tirar del carro" de la rehabilitación de los conventos si el resto de instituciones colaboran en ello e insistiendo en que la representación de las hermandades en el Corpus debe ser "más austera".

En un encuentro informativo promovido por la Fundación San Pablo Andalucía CEU, Juan José Asenjo ha evaluado el escenario actual de la Diócesis de Sevilla y sus principales retos, hablando entre otros aspectos de la emblemática y céntrica iglesia gótico mudéjar de Santa Catalina, declarada bien de interés cultural (BIC) y cerrada al culto desde hace ya casi 14 años, a cuenta de sus problemas de conservación.

Y es que después de que en 2014 arrancase la primera fase del proyecto de restauración integral del monumento, Asenjo ha manifestado que el párroco de Santa Catalina "se las promete muy felices" para reestrenar el templo el 25 de noviembre de este año, con motivo del día de Santa Catalina, si bien él no es "tan optimista" y ve más factible reabrir el templo "en enero o febrero" de 2019. El monumento, según ha recordado, constituye "todo un descubrimiento" en lo artístico y cultural e incluye una cripta que conserva las "huellas" arqueológicas halladas en el subsuelo de la construcción.

LOS CONVENTOS

En la misma materia, Asenjo ha defendido que pese al debate público suscitado en torno al estado de conservación de los conventos y monasterios sevillanos, la gran mayoría de ellos están "moderadamente bien" y sólo "cuatro o cinco" presentan una "mala situación", entre ellos los de San Leandro o Santa Inés. Al respecto, ha recordado que la archidiócesis de Sevilla "no es titular" como tal de tales conventos y monasterios, cuya propiedad corresponde a las diferentes órdenes religiosas, y "en solitario" tampoco cuenta con "capacidad para mantener" tales construcciones.

A tal efecto, ha manifestado que hasta él han llegado "propuestas" para crear "una fundación" entre la Archidiócesis y las instituciones públicas y así acometer la restauración de estos monumentos, indicando que su institución está dispuesta a "tirar del carro" de la rehabilitación de los conventos si las administraciones y demás entidades "se brindan" a colaborar en la tarea.

El arzobispo también se ha pronunciado sobre la evolución del porcentaje de contribuyentes sevillanos que apoya la acción de la Iglesia a través de su impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Después de que la campaña de 2017 de la declaración de la renta se saldase con un 42 por ciento de los contribuyentes de la provincia marcando la casilla de la Iglesia, lo que implica un 2,4 por ciento menos respecto a la campaña de 2016, Asenjo ha encuadrado esta "bajada" en la evolución experimentada por prácticamente todas las diócesis de España.

A su juicio, las "razones" de esta bajada en el apoyo de los contribuyentes a la Iglesia a través de sus declaraciones de la renta puede derivar de que "muchas personas no hayan tenido la obligación de hacer la declaración" al "tener menos recursos" o quizá haya causas "de carácter intraeclesial". En cualquier caso, y más allá de meras "hipótesis", ha manifestado que la institución eclesial está "valorando" el asunto "en conexión con el Ministerio de Hacienda", al objeto de conocer "las razones reales".

EL CORPUS

El arzobispo de Sevilla ha analizado además la ya inminente celebración del Corpus Christi, después de que el año pasado considerase "sobreabundante" la representación de cofradías, hermandades y asociaciones en la procesión. A tal efecto, ha insistido en que el Corpus "es una procesión eminentemente eucarística" y el modelo del cortejo sevillano "resta protagonismo al Santísimo".

En ese sentido, ha abogado por una procesión de Corpus "más fervorosa" donde las representaciones de las hermandades y asociaciones sean "más austeras", con "tres, cuatro o cinco" miembros, porque resulta "desmesurado" que haya de representaciones de "300 personas" en el desfile.

En cualquier caso, ha manifestado su "respeto" por el modelo de Corpus "heredado" al asumir el liderazgo de la Archidiócesis de Sevilla, pidiendo eso sí "que el Santísimo ocupe el lugar que le corresponde en esta procesión eminentemente eucarística".

También ha hablado de la peregrinación a la aldea de El Rocío, enclavada en Almonte (Huelva), una tradición en la que a su juicio "hay mucho más bueno que de malo". Al respecto, ha defendido que en esta tradición "el famoseo se ha retirado en buena medida" y los participantes de la misma peregrinan "con una finalidad en algún caso folclórica, pero sobre todo religiosa". "Hay mucha enjundia religiosa en El Rocío", ha defendido.

Finalmente, Asenjo ha aludido a las hermandades sevillanas, porque si bien "la vida de la Iglesia no se identifica formalmente con el mundo" de las mismas, al ser "mucha más amplia la vida de la Iglesia", ha defendido que él no es "enemigo" de las cofradías, unas instituciones a las que ha asegurado valorar y querer. Al punto, ha indicado que aprovecha su contacto cotidiano con los responsables y representantes de las hermandades, para trasladarles "la identidad genuina de las hermandades", que según ha precisado pasa por "el camino de la vida cristiana, el crecimiento espiritual, el servicio a los pobres y la formación" religiosa, entre otros aspectos.

Contador