ATA considera "un atropello" que los autónomos sean "bancos" de las administraciones que aumentan su morosidad

Actualizado 22/10/2012 15:09:19 CET

Cerca del 75 por ciento del colectivo se muestra más pesimista y no confía en que su negocio crezca en 2012

SEVILLA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha considerado este lunes "un atropello" que el colectivo de autónomos en España sean "bancos" de las administraciones públicas y las "refinancien" al tener que "pagar un IVA que aún no ha cobrado", mientras éstas aumentan su morosidad.

En rueda de prensa para presentar el barómetro sobre la situación de los autónomos y las expectativas en 2012, Amor, junto con el vicepresidente de ATA-A, Rafael Amor, ha señalado que los autónomos deben hacer frente al pago del IVA del tercer trimestre del año "aunque no lo han cobrado" y, por tanto, es "una vergüenza" que el colectivo haga de "banco" de las administraciones públicas. De esta manera, ha apuntado que se han adelantado unos 6.220 millones de euros.

Asimismo, la morosidad de las administraciones públicas llega a nivel nacional a los 5.000 millones de euros, de los que unos 700 millones corresponde a la Junta de Andalucía. Además, ha concretado que sólo Galicia, País Vasco, La Rioja y Navarra cumple los plazos previstos en la Ley de morosidad y ha advertido de que ATA denunciará el incumplimiento de estos plazos cuando la directiva europea entre en vigor.

A esta situación, se suma, según ha detallado Amor, el efecto negativo de la economía sumergida, que supone "una dura competencia" para los autónomos. Según calcula ATA, en España se producen un millón de actividades fantasmas, de las que en Andalucía se realizarían unas 180.000.

De esta manera, los autónomos reclaman al Gobierno y a las Administraciones autonómicas que "adelgacen" el sector público porque el sector privado ya no puede seguir perdiendo tejido productivo.

Asimismo, preguntado sobre los Presupuestos Generales del Estado, Amor ha señalado que son "los presupuestos que tocan". "Nos gustaría aumentar en inversión, aumentar el estado de bienestar y aumentar la recaudación, pero el problema es que siguen gastando más de lo que se ingresa".

BARÓMETRO DE ATA

Según el barómetro de ATA, la situación de los autónomos sigue siendo complicada y en el futuro, a corto plazo, no se ve una mejoría. En lo que va de año, tres de cada cuatro autónomos valoran la actividad económica de su negocio de forma negativa, frente a un 10,5 por ciento que manifiestan que la actual situación económica no les ha perjudicado y un 9,9 por ciento que afirma que su balance ha sido positivo en la primera mitad de 2012.

Con relación a ese 9,9 por ciento que han manifestado que su negocio ha mejorado, un 26,2 por ciento indica que la mejora de su negocio ha sido por encima del 21 por ciento y el 49,7 por ciento habla de una mejora inferior al diez por ciento.

Del 79,3 por ciento que manifiesta la disminución significativa de sus ingresos como consecuencia de la crisis, más de la mitad cifra la misma en más de un 21 por ciento, el 27,4 por ciento entre el once y el 20 por ciento, y el 15 por ciento por debajo del diez por ciento.

La caída de las ventas y la pérdida de actividad ha repercutido sobre más de seis de cada diez autónomos, constituyendo la causa principal del derrumbe de su negocio; la morosidad, tanto pública como privada (23,1%) y la falta de acceso al crédito en las entidades financieras (11,4%), conforman las otras causas que han repercutido negativamente en el desarrollo del negocio de los autónomos.

Otro de los aspectos a reseñar de la encuesta realizada por ATA es que prácticamente uno de cada seis autónomos son optimistas sobre la evolución de su negocio y confían en que mejorará su facturación a lo largo del año. Frente a estos datos, hay un 74,9 por ciento que se muestra más pesimista y no confía en que su negocio crezca en 2012.

De las 1.065 encuestas realizadas por ATA-A, el 81% responde que no han contratado a nadie en lo que va de año. Asimismo, sólo el 7,6 por ciento de los autónomos encuestados considera necesario ampliar su plantilla este año y contratar nuevos empleados, porcentaje que baja a la mitad el obtenido en el anterior barómetro de mayo de 2012 cuando era un 16,8 por ciento los que manifestaron la necesidad de ampliar la plantilla.

Del 90,4 por ciento que no prevé realizar nuevos contratos en lo que queda de 2012, el motivo principal para el 40 por ciento de los empresarios autónomos reside en la caída de la actividad; para el 24,7 por ciento el estar pasando por dificultades económicas; para el 21,3 por ciento por estar ya llevando a cabo reducciones en la plantilla y para un 10,9 por ciento de los encuestados a que la propia actividad no precisa de ningún trabajador nuevo. De igual manera, el 84,5 por ciento cree que el paro continuará aumentando en 2012.

En este sentido, el 64,4 por ciento cree que 2012 la situación económica irá a peor, un 29,4 por ciento que la situación se mantendrá sin cambios y un 3,1 por ciento que mejorará.

CRÉDITO

Las respuestas recogidas en este barómetro realizado por ATA muestran que sigue habiendo demanda de crédito, aunque no todos los autónomos se dirigen a una entidad financiera para solicitarlo. Así, el 60,8 por ciento necesita financiación, pero el 64,7 por ciento de los autónomos no se han dirigido a las entidades financieras para solicitar liquidez.

De los que sí lo han hecho, un 34,2 por ciento de los autónomos, la mayoría sólo necesitaba una cifra inferior a los 8.000 euros para reflotar su negocio.

La morosidad tanto pública como privada ha subido al 60,2 por ciento en el colectivo de autónomos. Así, cinco de cada diez autónomos encuestados tarda más de seis meses en cobrar sus facturas, de los que el 25,9 por ciento tienen que esperar más de 361 días. Únicamente el 11,7 por ciento de los autónomos que declaran verse afectados por la morosidad espera un plazo de entre 60 y 90 días para poder cobrar las facturas.

Por su parte, la puesta en marcha del pago a proveedores fue muy bien acogida por los encuestados en anteriores barómetros y satisfacía a la más de la mitad de los trabajadores por cuenta propia. Así, el 24,9 por ciento de los encuestados se ha visto beneficiado directa o indirectamente por el pago de facturas pendientes por parte de entidades locales.

De estos, al 39,8 por ciento le ha permitido eludir el cese de su actividad, sin embargo, la mitad de los autónomos de cobraron esas facturas no pudieron salvar sus negocios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies