La autopsia determina que la joven del accidente de ascensor de Sevilla murió por traumatismo craneal severo

Familiares de la joven fallecida en el hospital de Valme en el tanatorio
EUROPA PRESS
Publicado 22/08/2017 14:48:35CET

SEVILLA, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

El avance de la autopsia practicada al cadáver de Rocío Cortés, la joven fallecida este pasado domingo en el hospital Virgen de Valme de Sevilla capital, en un accidente ocurrido en un ascensor después de que hubiese dado a luz a su tercera hija, determina que la muchacha murió como consecuencia de un "traumatismo craneal severo", según ha informado este martes el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El avance de la autopsia ha sido incorporado a las diligencias incoadas por el Juzgado de Instrucción número uno de Sevilla, que investiga las circunstancias del accidente, después de que la dirección del hospital Virgen de Valme le comunicase los acontecimientos. En el documento de avance de la autopsia, según las fuentes consultadas por Europa Press, figuraría que el cráneo de la joven habría sufrido un "aplastamiento" entre el suelo y el dintel de la cabina del ascensor, al comenzar a elevarse el mismo en un momento en el que el extremo de la camilla donde descansaba la cabeza de Rocío Cortés, que estaba siendo trasladada por un celador, estaba fuera del habitáculo del ascensor.

También ha sido incorporada a las diligencias la denuncia formulada por la familia de la joven contra el hospital y la empresa encargada del mantenimiento del ascensor, Orona. La denuncia había sido interpuesta ante los Juzgados de Dos Hermanas, ciudad en la que reside esta familia, siendo finalmente derivada al Juzgado de Instrucción número uno de Sevilla, al tratarse de la instancia judicial encargada del asunto.

La juez instructora del caso ha incorporado además a las diligencias un informe elaborado por los Bomberos y sigue a la espera de recibir el atestado que prepara el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional, que ha tomado ya declaración a varias personas con relación al siniestro y está recopilando diferentes informes por parte de la dirección del centro hospitalario, la empresa fabricante del ascensor y la empresa encargada de su mantenimiento. El mencionado atestado, según han informado a Europa Press fuentes policiales, estará listo dentro de "varios días".

El Juzgado de Instrucción número uno, igualmente, está a la espera de recibir un informe de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio para poder identificar el fallo de la avería sufrida por el ascensor. Una vez reunidos todos estos documentos, la idea de la juez instructora es comenzar a tomar declaración a las personas implicadas en este accidente.

ACCIDENTE MORTAL EN EL HOSPITAL DE VALME

Después de dar a luz a su tercera hija mediante una cesárea en el citado hospital sevillano, Rocío Cortés, de 25 años y residente en Dos Hermanas, estaba siendo conducida al área de planta, para lo cual un celador introdujo la camilla en uno de los ascensores del hospital. No obstante, el ascensor habría comenzado a subir en un momento en el que el extremo de la camilla donde reposaba la cabeza de la joven estaba fuera de la cabina, lo que provocó que la cabeza quedase aprisionada entre el suelo y el dintel de la misma, al elevarse el ascensor.

Además de la investigación judicial, la Junta de Andalucía ha abierto una investigación interna en torno a las circunstancias del accidente, según la consejera de Salud, Marina Álvarez, quien este pasado domingo protagonizaba una comparecencia pública a cuenta del asunto.

En este marco, la dirección del hospital Virgen de Valme ha defendido que el ascensor donde ocurrió el accidente "había pasado todas las revisiones reglamentarias" y la empresa responsable del mantenimiento, Orona, "realiza revisiones mensuales", la última de ellas el pasado 12 de agosto.

La dirección del centro hospitalario, no obstante, ha solicitado un informe técnico a la empresa de mantenimiento, "para continuar avanzando en el diagnóstico de lo ocurrido y determinar los motivos que han originado el accidente". Los resultados de dichos informes, según la dirección del hospital, serán remitidos a la autoridad judicial. Orona, de su lado, sostiene que el ascensor había sido fabricado por otra empresa, siendo desde 2013 la encargada del mantenimiento de la instalación.

Este ascensor, según Orona, "había pasado sin incidencias la última Inspección Periódica Obligatoria (IPO) en mayo de 2017 a través de un Organismo de Control Autorizado (OCA) independiente", había superado el pasado 12 de agosto el mantenimiento mensual obligatorio y cumplía la reglamentación vigente para mantenerlo en funcionamiento.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies