El Ayuntamiento de Bormujos acuerda el "cierre cautelar" de la perrera

Actualizado 22/01/2014 18:21:23 CET

SEVILLA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Bormujos, Ana Hermoso (PP), ha ordenado en la mañana de este miércoles la "suspensión cautelar" de la licencia de apertura a la Sociedad Protectora de Animales y Plantas, situada en la Finca Peralta, dentro del término municipal de Bormujos. Además, se advierte además a dicha sociedad de que, en caso de no cumplirse las órdenes de mejora, la medida podría ser definitiva.

En un comunicado, desde el Consistorio de Bormujos se indica que a decisión se adopta después de conocer el informe elaborado tras la inspección llevada a cabo por los servicios técnicos municipales el martes "a raíz de las numerosas denuncias de los vecinos", y una vez que se habían retirado todos los animales del recinto.

Según detalla, dicho informe determina que en la zona de las perreras los desagües desprenden "malos olores y están en un estado de higiene deficiente, algo que ocurre igualmente en los aseos de los trabajadores y del público". Añade que se observan además vertidos de aguas residuales en los terrenos de la parcela, un hecho considerado "grave", pues indica que puede "contaminar las aguas subterráneas de la zona".

"Se aprecia igualmente el incumplimiento de las medidas de seguridad eléctricas, de seguridad en caso de incendios o salidas de emergencia, así como deficiente limpieza en las instalaciones, incluida la zona de incineración", agrega.

Por todo ello, el Ayuntamiento acuerda la suspensión cautelar de la actividad, "hasta tanto se no se resuelvan las deficiencias, en especial, las referidas a los vertidos de aguas residuales, instalaciones potencialmente peligrosas y zona de incineración". "Todo ello, sin descartar un expediente sancionador y las medidas coercitivas que, en su caso, resultaran oportunas", todas ellas cuestiones técnicas de competencia municipal, según detalla.

Por último, recuerda que el Ayuntamiento viene realizando "numerosas" inspecciones desde la apertura de la sociedad, "siempre de carácter técnico, dado que las competencias sobre el maltrato animal corresponden al Seprona".