El Ayuntamiento destaca el empeño de las autoridades por "evitar que se consolide" el asentamiento de Tablada

 

El Ayuntamiento destaca el empeño de las autoridades por "evitar que se consolide" el asentamiento de Tablada

Actualizado 10/06/2009 16:30:40 CET

SEVILLA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Gobierno municipal de PSOE e IU-CA en el Ayuntamiento de Sevilla, Maribel Montaño, aseguró hoy que las autoridades están poniendo todo su empeño para "evitar que se consolide" el asentamiento chabolista instalado entre el puente de la Juan Carlos I y el puente de hierro que conecta San Juan de Aznalfarache con Sevilla, un asentamiento creado por familias del Polígono Sur que abandonaron la zona tras el tiroteo en el que murió un menor de 17 años víctima de una bala perdida.

En rueda de prensa tras la celebración de la Junta local de Gobierno del Ayuntamiento hispalense, Montaño aseguró que el Consistorio está estrechando sus contactos con las autoridades implicadas en la "erradicación" de este nuevo poblado chabolista, toda vez que la semana pasada dirigentes de las delegaciones provinciales de varias consejerías de la Junta de Andalucía, responsables de la Subdelegación del Gobierno y del Ayuntamiento celebraron un primer encuentro conjunto para debatir el destino del asentamiento.

Montaño recordó que el Ayuntamiento "está poniendo a disposición" del Gobierno andaluz sus recursos al tratarse de la administración que está liderando la operación, señalando así que la Policía Local está "controlando" la vida del asentamiento dentro de sus labores de patrullaje y los servicios sociales del Consistorio trabajan de forma "subsidiaria" en la atención a las familias que pueblan este asentamiento formado por jaimas, chabolas o tiendas de campaña precariamente instaladas a las orillas del cauce vivo del río Guadalquivir.

De todas formas, recordó que los recursos del Ayuntamiento no gozan de "protagonismo" en el control del asentamiento e insistió en que la intención de las autoridades es "evitar que se consolide" el poblado pese a la "complejidad" del caso, dado que entre los habitantes del poblado figuran menores ahora ajenos a la escolarización y familias que moraban en viviendas protegidas del Polígono Sur cuyo régimen está siendo examinado por la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio.

Recientemente, como antesala de esta futura actuación, un equipo de técnicos de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio visitó el asentamiento chabolista para esclarecer en qué circunstancias sus actuales moradores habitaban las viviendas del Polígono Sur abandonadas como consecuencia del tiroteo que el pasado 29 de marzo se saldó con la muerte de un menor de etnia gitana de 17 años por una bala perdida.

Este equipo de técnicos se entrevistó con los moradores de las chabolas y jaimas que pueblan esta finca para interesarse por las condiciones en las que habitaban las citadas viviendas del Polígono Sur, actualmente precintadas después de que estas familias, en su mayoría de etnia gitana, las abandonaran por temor a represalias por la muerte de este menor en el marco del mencionado tiroteo. Los técnicos, así, interrogaron a estas personas sobre la posesión o no de documentación que acreditase su relación con estas viviendas cuyo propietario final es la Administración andaluza.

UNA BALA PERDIDA

Varias familias arraigadas en el entorno del barrio marginal de las Tres Mil Viviendas huyeron de la zona por temor a "represalias" como consecuencia del tiroteo que el pasado 29 de marzo se saldó con la muerte de un menor de etnia gitana de 17 años en la calle José Sebastián Bandarán, donde una bala perdida alcanzó en la cabeza al menor mientras presenciaba el intercambio de disparos desde un todoterreno manejado por su propio padre.

Estas familias abandonaron el Polígono Sur prácticamente al día siguiente de que se produjera este tiroteo entre clanes de etnia gitana, si bien la muerte del menor no aconteció hasta días más tarde en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Virgen del Rocío a consecuencia de las lesiones craneoencefálicas derivadas del impacto de bala. Se da la circunstancia de que uno de los clanes que habría participado en el tiroteo, actualmente investigado por el Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía, está formado por algunas de las personas que aterrizaron en el Polígono Sur tras el desmantelamiento del asentamiento chabolista de Los Bermejales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies