El Ayuntamiento habilita de nuevo el acceso a la Gran Plaza desde la calle Doña María de Molina

 

El Ayuntamiento habilita de nuevo el acceso a la Gran Plaza desde la calle Doña María de Molina

El alcalde de Sevilla, Juan ignacio Zoido, durante su visita
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE SEVILLA
Publicado 07/03/2015 12:25:27CET

SEVILLA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP), ha visitado la calle Doña María de Molina, anunciando que de nuevo cuenta con una conexión para los vehículos con la Gran Plaza.

Según ha informado el Ayuntamiento sevillano en una nota, esta vía quedó incomunicada con el centro neurálgico de Ciudad Jardín con motivo de las obras del carril bici realizadas en 2010, originando "importantes problemas de movilidad" en el tramo comprendido desde Espinosa de los Monteros hasta la plaza.

En este sentido, el primer edil ha destacado que esta petición "era una reclamación de los vecinos de Ciudad Jardín desde hace años", pues se quejaban de que "de la noche a la mañana" se les cortó el acceso a la Gran Plaza, "sin previo aviso", para construir el carril bici que circunda la plaza y "generando una situación caótica para los vehículos".

De esta forma, Zoido ha recordado que la obra "mejora las condiciones de accesibilidad de los vehículos de los vecinos" gracias al acondicionamiento del espacio público de la confluencia de la calle Doña María de Molina y la Gran Plaza "para su apertura al tráfico rodado".

La actuación realizada por el Consistorio sevillano consiste en formalizar un carril de circulación de un solo sentido, dotándolo con el pavimento adecuado para el paso de vehículos, su acotación con bolardos y la colocación de las correspondientes señales de tráfico, con el objetivo de mantener la configuración actual de plataforma única y quedando el carril de circulación al mismo nivel que el espacio peatonal.

Asimismo, se ha aprovechado para renovar el pavimento actual de baldosas hidráulicas por adoquines de hormigón. Además, el carril para vehículos quedará delimitado respecto a la zona peatonal por sendas alineaciones de bolardos con una separación entre ellos de dos metros.

Así las cosas, el popular ha subrayado que esta actuación "era un compromiso" que han gestionado "para dar respuesta a una demanda vecinal". Y es que, a su juicio, han demostrado "con acciones" que es posible mejorar la movilidad en el distrito, "sin necesidad de imponer actuaciones que a la larga solo generan problemas para los vecinos, a quienes escuchan y atienden".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies