Ayuntamiento inicia las contrataciones para los PIM, que arrancarán la próxima semana

Publicado 11/01/2017 15:02:56CET

SEVILLA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por el socialista Juan Espadas, ha comenzado ya las contrataciones del personal de los Puntos de Información a la Mujer (PIM), que ahora pasan a denominarse Centros de Atención Integral a Mujeres Víctimas de Violencia de Género, después de que la Junta de Gobierno Local aprobara la pasada semana la puesta en marcha de este primer programa íntegramente municipal para dar asistencia y orientación a las mujeres víctimas de violencia de género.

Según han confirmado fuentes municipales a Europa Press, han empezado estas contrataciones para que el personal pueda estar ya desarrollando su labor la próxima semana, una plantilla que contará con una estabilidad de tres años en los seis recursos de atención. Así, se está procediendo al nombramiento de los funcionarios interinos necesarios, como son seis asesores jurídicos, seis psicólogos, seis trabajadores sociales, seis auxiliares administrativos y un educador.

En este marco, cabe recordar que los PIM se encontraban desactivados desde el 31 de diciembre al expirar los contratos de sus 25 empleados, a la espera de la creación de este programa sustitutorio.

De su lado, el presidente del comité de empresa municipal, Manuel Loza, ha calificado como una "buena noticia" su reactivación y ha valorado que los contratos tengan una mayor duración que cuando este programa dependía de la Junta de Andalucía, ya que ahora los trabajadores tendrán "tres años de estabilidad". Según ha indicado a Europa Press, espera que se amplíe el horario en una hora, desde las 6,5 horas que trabajarán ahora, y que se cumpla el compromiso municipal de abrir dos nuevos PIM para mejorar el servicio a la ciudadanía.

El número de trabajadoras interinas ascenderá a 25, al igual que en el formato de los PIM, y la partida será sufragada exclusivamente con cargo al Consistorio, toda vez que los PIM venían sufriendo suspensiones temporales cada año con motivo de la renovación de los contratos de la plantilla, al tratarse de un programa cofinanciado con 900.000 euros anuales del Ayuntamiento y 90.000 euros aportados por la Junta de Andalucía.

Asimismo, desde el Ayuntamiento se mantiene el compromiso de incrementar el número de centros y el de dar definitivamente estabilidad al programa asumiendo los puestos en estructura propia municipal.