El Ayuntamiento sigue buscando "alguna fórmula" que "singularice" negocios históricos como La Campana

Contador
La confitería La Campana ya sin veladores.
EUROPA PRESS
Publicado 06/02/2018 13:50:56CET

Un juez ha denegado la petición de la emblemática confitería para que fuese suspendida provisionalmente la supresión de sus veladores

SEVILLA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas (PSOE), ha manifestado este lunes que el Ayuntamiento sigue "trabajando" en "buscar alguna fórmula" para que la ordenanza de veladores "refleje algún tipo de singularidad" en favor de establecimientos "históricos" como la centenaria confitería La Campana, a la hora de la justificación de las licencias. No obstante, ha señalado que en el caso de la citada confitería, sus responsables aún no han formalizado una "propuesta concreta" sobre la posible articulación jurídica de dicha medida.

En declaraciones a los medios de comunicación, Espadas ha mostrado su respeto ante la reciente decisión judicial de denegar la solicitud promovida por la confitería La Campana, para que fuese suspendida cautelarmente la resolución de la Gerencia de Urbanismo relativa a la supresión de los veladores con los que contaba este emblemático negocio en la céntrica plaza de la que toma su nombre.

Tal litigio se encuadra en la decisión adoptada por la Gerencia de Urbanismo, para suprimir todas las terrazas de veladores autorizadas en la plaza de la Campana y reducir los veladores autorizados en la calle San Fernando y la avenida de la Constitución.

Para ello, el Ayuntamiento esgrimía motivos de movilidad y de estética, argumentando que durante el pasado mandato del alcalde popular Juan Ignacio Zoido, el espacio autorizado en estos tres enclaves concretos para la instalación de veladores creció aproximadamente un 50 por ciento. En el caso de la plaza de la Campana, según el Gobierno local socialista, el espacio autorizado para la instalación de veladores pasó de 33 a 156 metros cuadrados.

El pasado 17 de abril de 2017, así, entraba en vigor la supresión de los veladores en la plaza de La Campana y dado que aquella mañana dos de los seis negocios hosteleros de la plaza, la histórica confitería La Campana y una de las dos hamburgueserías, instalaron de todos modos sus veladores, fue movilizado un dispositivo de operarios, acompañado de un fuerte y criticado despliegue policial, para retirar el mobiliario de estos dos negocios concretos.

LA PETICIÓN DE LA CAMPANA

Los dueños de la confitería La Campana, en ese sentido, vienen denunciando que se trata de un negocio con "132 años de historia" con un marcado carácter "artesanal" y "diferenciado", reclamando algún tipo de "vía jurídica" que permita la restitución de su terraza de veladores, a cuenta de su papel como local "histórico". La confitería, despojada de los veladores de su fachada, conserva no obstante los veladores correspondientes a la parte trasera de su edificio.

En respuesta a tales demandas, el pleno del Ayuntamiento acordaba poco después emprender una modificación de la ordenanza de veladores, para intentar tener en consideración a los establecimientos de "reconocido carácter tradicional" a la hora de la "justificación" de las licencias.

En cualquier caso, y después de que la representación de dicho negocio hubiese solicitado la "suspensión de la ejecución de los actos administrativos", como exponía en su momento el abogado de la confitería, fuentes del caso han informado a Europa Press de que un juzgado de lo Contencioso Administrativo ha denegado la solicitud promovida por La Campana, en demanda de la suspensión cautelar de la resolución de la Gerencia de Urbanismo relativa a la mencionada supresión de veladores.

"NO ES SENCILLO"

Frente a dicha decisión judicial, Juan Espadas ha manifestado que el Ayuntamiento sigue "trabajando en la búsqueda de una fórmula" gracias a la cual, "en la medida que hubiese la posibilidad", la ordenanza municipal de veladores "refleje algún tipo de singularidad para los negocios históricos como este". No obstante, Espadas ya había alertado meses atrás de que introducir "tratos diferentes y excepcionales" en las normativas "no es sencillo".

Al respecto, Juan Espadas ha manifestado que dado que la búsqueda de una modificación de la ordenanza de veladores que singularice a este tipo de establecimientos es acometida "a instancias de parte", en referencia a los responsables de la mencionada confitería, el Ayuntamiento está a la espera de que los mismos expongan "una propuesta concreta, para que jurídicamente podamos analizarla".

"La propiedad (de la confitería La Campana) no ha elevado aún esa propuesta concreta", ha indicado el alcalde, asegurando que el Consistorio desea una "relación de leal colaboración" con los gestores de este emblemático negocio.