Los bares y tiendas de Heliopolis cerrarán los días que juegue el Betis si no cesa el "acoso policial"

 

Los bares y tiendas de Heliopolis cerrarán los días que juegue el Betis si no cesa el "acoso policial"

Actualizado 07/05/2013 22:53:57 CET

SEVILLA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La asociación de vecinos Los Andes, perteneciente al barrio sevillano de Heliópolis, ha anunciado este martes que los propietarios de bares y tiendas de este entorno están dispuestos a cerrar sus negocios las restantes jornadas que albergue encuentros deportivos el estadio Benito Villamarín, perteneciente al Real Betis Balompié y enclavado entre Heliópolis y la avenida de la Palmera, si no cesa el "acoso policial" sufrido en las dos últimas jornadas de liga con encuentros en el coliseo heliopolitano.

En un comunicado, la organización vecinal informa de que el pasado 6 de mayo se celebró en la sede de la asociación una reunión entre los propietarios o representantes "de todos los negocios del barrio" y el delegado del distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, para analizar "la situación creada desde hace unas semanas por las intervenciones policiales los días de partido del Betis". Asistía también a la reunión la presidenta de la Asociación de Vecinos de Reina Mercedes, Reyes Puig.

Y es que, según la organización vecinal, después de que la organización vecinal reclamase al Ayuntamiento medidas ante "los actos vandálicos ocurridos en las últimas jornadas en las que el Betis había jugado en Heliópolis", las actuaciones de la Policía en las dos últimas jornadas futbolísticas se tradujo, por lo que se refiere a los comercios y bares de la zona, en "la entrada de policías en los locales y el desalojo de los mismos, cierre y precinto de varios de ellos, imposición de multas, zarandeos y gritos, todo ello sin explicar los motivos de semejante actuación ni las leyes o normas que pudieran estar siendo infringidas".

Los propietarios de bares y comercios, según la asociación vecinal Los Andes, "se declararon conscientes de la existencia de la Ley Antibotellón y de las ordenanzas municipales que les afectan", pero "entienden que no infringieron ninguna norma legal y que no hicieron esos días nada diferente a lo que ha venido haciendo desde que el Betis empezó a jugar en su actual campo".

"No se nos puede culpar de lo que ocurra en la calle y menos que no se actúe contra los alborotadores, si los hay, y sí contra unos negocios legales que pagan sus impuestos y cumplen las normas legales que les afectan", explica la organización vecinal respecto a las tesis de los comerciantes y propietarios de negocios hosteleros.

En este sentido, los comerciantes y propietarios de bares han acordado "dar unos días" al delegado del distrito para que consiga "un cambio de actitud de la Policía Local y garantías de que podrán abrir sus negocios sin miedo a que se repitan actuaciones como las vividas a raíz de los últimos partidos". Si no median tales garantías, los comerciantes y dueños de bares optarán por no abrir las dos jornadas de fútbol que aún debe acoger el estadio Benito Villamarín hasta el final de la liga española de fútbol.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies