Beltrán Pérez pide aclarar la situación del arbolado y reclama que el "bien" general prime sobre el "ruido"

Tala en la avenida de Cádiz
PARTICIPA
Publicado 10/07/2018 17:11:59CET

SEVILLA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Beltrán Pérez, ha reclamado al Gobierno local del socialista Juan Espadas que aclare las circunstancias que rodean a las talas que acomete actualmente, porque en el caso de la avenida de Cádiz, donde Participa aseguraba que el Consistorio había dado "marcha atrás por la presión vecinal", si los ejemplares "están sanos y se querían talar, se estaba cometiendo una irresponsabilidad y un ataque al patrimonio vegetal, pero si están podridos y no se talaron se está cometiendo una temeridad".

En rueda de prensa este martes, Beltrán Pérez ha analizado la controversia relativa a las talas acometidas estos días en diversos puntos de la ciudad, toda vez que un informe de 2015 reflejaba que más de 2.500 ejemplares de la ciudad se encontraban entonces tan deteriorados que implicaban un "peligro objetivo" para las personas por la caída de ramas y troncos, lo que ha llevado a que, en estos días, el Ayuntamiento afronte el apeo de los últimos "cerca de 500 árboles" considerados "en situación de riesgo cuatro".

Al respecto, ha señalado la tala de 18 árboles iniciada este pasado lunes en la avenida de Cádiz, donde según Participa el Ayuntamiento habría dado "marcha atrás" por la "presión vecinal", toda vez que tras ser talados dos árboles ese día, este miércoles ha continuado la tala, siempre con la premisa de que se trata de ejemplares irrecuperables y que suponen un peligro para la ciudadanía por la posible caída de ramas.

A tal efecto, Beltrán Pérez ha exigido al Ayuntamiento explicaciones sobre el estado de estos árboles, puesto que "si están sanos y se querían talar, el Ayuntamiento estaba cometiendo una irresponsabilidad y un claro ataque al patrimonio vegetal pero si están podridos y no se talaron está cometiendo una temeridad".

Y es que como avisa Beltrán Pérez, "un alcalde tiene que hacer lo que tiene que hacer" y si tiene que retirar árboles en mal estado para evitar el peligro de los ciudadanos, debe retirarlos "le pese a quien le pese", pues su función es gobernar "por el bien de los vecinos y no por el ruido de la oposición".

En ese sentido, ha recordado que "todavía hay un vecino de la ciudad en el hospital que se debate entre la vida y la muerte por la caída de una rama en el Alcázar" y no quiere "tener que lamentar ninguna desgracia".

Contador