El CAA insiste en que los medios incorporen códigos de autorregulación para informar sobre violencia de género

Actualizado 28/04/2011 19:14:02 CET

SEVILLA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) considera que todos los medios de comunicación, tanto públicos como privados, deben disponer de mecanismos de autorregulación que garanticen "la adecuada difusión de las informaciones relativas a la violencia género, de acuerdo con la ética periodística, un objetivo que aún está lejos de alcanzarse".

En este sentido, el CAA ha indicado en una nota que el Observatorio Andaluz de la Violencia de Género debe promover también la autorregulación en los medios de comunicación, evaluando anualmente el impacto que esta medida tiene en los medios.

Esta modificación fue una de las propuestas aprobadas este miércoles por el Pleno del CAA al sistema de indicadores que empleará el Observatorio de la Violencia de Género para analizar el impacto en la comunidad de las acciones emprendidas en diferentes ámbitos para luchar contra los malos tratos hacia las mujeres.

"El 80 por ciento de las radios y televisiones de Andalucía no disponen de códigos de autorregulación", según un informe realizado en el 2009 por el CAA, mediante una encuesta remitida a los propios medios.

En relación con la publicidad y los medios de comunicación, el organismo propone una ampliación del sistema de indicadores planteado inicialmente por la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, incorporando también los requerimientos de cese de contenidos sexistas, discriminatorios, vejatorios, estereotipados o que justifiquen, banalicen o inciten a la violencia de género realizados por el CAA, así como las decisiones y resoluciones estimatorias sobre quejas recibidas en la Oficina de Defensa de la Audiencia por la emisión de este tipo de contenidos.

El tratamiento de la violencia de género en los medios de comunicación audiovisual es "un asunto de máxima importancia para el CAA, que ha advertido sobre la banalización de este tipo de comportamientos hacia las mujeres en las telenovelas que se emiten en horario de sobremesa, es decir, en horario infantil".

En 2008, el Consejo Audiovisual analizó los capítulos de una telenovela que emitía la RTVA y constató que la violencia de género, los estereotipos sexistas y el sometimiento de la mujer al hombre forman parte de la trama argumental y habitual de estas series, sin que se aporte una perspectiva crítica. Finalmente, el operador trasladó la emisión de esta serie a la franja horaria para adultos.

El CAA también se ha pronunciado con motivo del tratamiento informativo dado a un caso de asesinato machista, en el que los informadores ofrecieron numerosos detalles morbosos del suceso que no aportaban ningún dato necesario para comprender la información.