Cabello niega informes "teledirigidos" y defiende que se limitó a la derogación de un plan ya "inoperativo"

 

Cabello niega informes "teledirigidos" y defiende que se limitó a la derogación de un plan ya "inoperativo"

Demetrio Cabello Ante La Comisión.
EUROPA PRESS
Actualizado 09/11/2011 18:36:38 CET

Dice que sus "esfuerzos" se dirigieron al "encaje legal" de la derogación y Espadas y Torrijos ven probado el "montaje"

SEVILLA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Demetrio Cabello, ha negado este miércoles, en el seno de la comisión especial informativa creada en torno al Plan de Ordenación Viaria del Casco Antiguo y Protección de la Zona Monumental, que fuesen "teledirigidos" los informes técnicos previos a su derogación, el pasado mes de julio, precisamente a través de una resolución firmada por él mismo. Cabello ha defendido que el sistema tecnológico asociado a este programa de restricciones al tráfico privado en el centro de la ciudad "estaba ya inoperativo" cuando se hizo cargo del área de movilidad, que a su juicio lastraba "un enfrentamiento" entre sus funcionarios.

Cabello ha comparecido este miércoles ante los miembros de esta comisión especial informativa acordada por unanimidad de todas las fuerzas políticas en el pleno de la Corporación hispalense. El delegado de Movilidad y Seguridad, como se recordará, firmó la resolución de Alcaldía que dejaba "sin efecto" un documento previo de fecha 13 de octubre de 2010 relativa a la aprobación del Plan de Ordenación Viaria del Casco Antiguo y Protección de la Zona Monumental. Mediante una modificación de la ordenanza municipal de Circulación de Peatones y Ciclistas, este plan restringió hasta su derogación el tráfico privado en el casco histórico de la ciudad con sanciones de hasta 70 euros por circular más de 45 minutos en su interior sin la preceptiva autorización.

EL INFORME DE GUTIÉRREZ

En el asunto media un informe rubricado por el ingeniero jefe de sección del Centro de Control de Tráfico (CCT) del Ayuntamiento hispalense, Enrique Gutiérrez, señalando que el plan en cuestión dejó de estar "operativo" el 29 de marzo y que el 31 de mayo fue consumada "la desconexión total de la aplicación informática instalada", cuya "recepción real" fechaba además unos días antes de dicha desconexión, el 24 de mayo, cuando la "fecha teórica prevista" era "el 27 de julio de 2010". Este informe revelaba que las multas se limitaban a los usuarios que, sin la preceptiva autorización, permanecían en el casco histórico entre 75 y 200 minutos, quedando así "sin sanción el intervalo inferior a 75 y superior a 200 minutos", todo ello "sin transmitir la debida información al ciudadano".

El informe señalaba también "errores" de tipo técnico o informático, como son la "fiabilidad" de las cámaras en la detección, lectura y reconocimiento de las matrículas, llegándose a registrar en una de las cámaras "una fiabilidad máxima de 65,16 por ciento". El jefe de sección de Obras y Servicios y director facultativo del proyecto, Félix Lerma, y la jefa de servicio de Proyectos y Obras del Ayuntamiento, Reyes González Castro, entre otros funcionarios, han defendido de su lado el funcionamiento de las cámaras de videovigilancia y han negado ante esta comisión especial informativa las incidencias denunciadas en el informe de Gutiérrez.

LA PROMESA DEL PP Y LA "INOPERATIVIDAD" DEL PLAN

A tal efecto, Demetrio Cabello ha explicado ante los miembros de la comisión que cuando a comienzos del nuevo mandato, se hizo cargo del área de Movilidad, realizó las preceptivas consultas jurídicas relativas a la derogación del mencionado plan de restricciones de tráfico, dado que tal era el compromiso electoral del PP, partido ganador de las últimas elecciones municipales por mayoría absoluta. No obstante, y como había puesto de relieve el informe de Gutiérrez, el sistema de detección e identificación de infractores ya no estaba "operativo". "El plan centro, a todos los efectos, ya no servía para nada", se ha encogido de hombros Demetrio Cabello, explicando que el software ni siquiera estaba "cargado" con la relación "actualizada" de matrículas con autorización.

Los propios funcionarios habían reconocido ya que el volumen de infracciones, que podía sobrepasar las 2.500, era diez veces superior a lo que la Agencia Tributaria podía gestionar, extremo que había llevado de hecho a reducir el cupo de sanciones.

En ese sentido, Cabello ha manifestado que no dio instrucciones en cuanto a la restitución o desmantelamiento del sistema tecnológico, porque "para mí, lo importante era el encaje legal" de la derogación de las medidas comprendidas en el popularmente conocido como "plan centro". En ese sentido, y en cuanto a las versiones contradictorias que protagonizan los funcionarios del área de Movilidad acerca del funcionamiento de las cámaras y del sistema tecnológico del plan, Cabello ha advertido de que a Enrique Gutiérrez, como jefe de sección del Centro de Control de Tráfico, "se le presupone la cualificación técnica y profesional" requerida para las labores que ha ostentado, pues "es ingeniero industrial".

"CONTROVERSIA" ENTRE FUNCIONARIOS

A su juicio, estas versiones contradictorias responden a "una controversia, un enfrentamiento entre funcionarios", dándose la circunstancia de que él mismo les reunió para reclamarles "lealtad" para con la institución del Ayuntamiento y conminarles a dedicarse a sus respectivas tareas. En ese mismo sentido, ha descartado que los informes técnicos que precedieron a su resolución de Alcaldía fuesen "teledirigidos". "No se ha teledirigido a nadie", ha aseverado el delegado de Movilidad y Seguridad del Ayuntamiento hispalense, insistiendo en la inoperancia de las medidas punitivas desde el pasado mes de marzo. Es más, ha defendido que el plan de restricciones y su sistema operativo generaron sanciones en un periodo que apenas superó los meses de febrero y marzo.

En cuanto al hecho de que las cámaras de vigilancia instaladas con el sistema operativo del plan sigan grabando imágenes, extremo corroborado por los funcionarios que han comparecido ante la comisión, Demetrio Cabello ha explicado que están siendo utilizadas para "medir los flujos de vehículos" en el casco histórico. "Tampoco lo vamos a dinamitar. Estamos pensando si, de alguna manera, se pueden usar. Por eso están todavía ahí", ha dicho sobre las cámaras.

"SEVILLA TIENE OTROS PROBLEMAS MÁS IMPORTANTES"

Sobre la posibilidad de que el Ayuntamiento devolviera o dejase de ingresar las cuantías de un total de 7.235 multas impuestas durante la vigencia del plan a cuenta sus supuestas deficiencias, Demetrio Cabello ha señalado que no le "consta" tal punto y que no conoce "esa información". "Cuando yo llegué, el sistema ya estaba inoperativo, la voluntad era derogarlo y a eso dediqué mis esfuerzos. Sevilla tiene otros problemas muchísimo más importantes", ha resumido el delegado de Movilidad y Seguridad.

Los portavoz del PSOE y de IU-CA, Juan Espadas y Antonio Rodrigo Torrijos, respectivamente, han advertido, por su parte, de que las comparecencias de esta comisión prueban el "montaje" orquestado por el Gobierno municipal del PP para "justificar" la derogación de este plan de restricciones de tráfico atribuyendo un "fraude" a los anteriores gobernantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies