Uno de cada dos pacientes andaluces dializados espera entre dos y cinco años para un trasplante de riñón, según sondeo

Actualizado 17/10/2011 14:45:02 CET

SEVILLA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Unos de cada dos pacientes que se someten a diálisis en Andalucía se encuentra en lista de espera para un trasplante de riñón, situación en la que permanecen de media entre dos y cinco años hasta que reciben un trasplante, según se desprende de la Encuesta Nacional de pacientes con Enfermedad Renal Crónica (ENPER), en la que han participado pacientes y cuidadores de toda España y que ha realizado la Fundación Renal ALCER, en colaboración con Abbott.

Este sondeo, que se ha presentado en Sevilla en el marco del 'XLI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nefrología', revela entre sus principales conclusiones que, pese a que España es líder en donación de órganos, uno de cada tres pacientes dializados en España afirma precisamente que lleva entre dos y cinco años en lista de espera para un trasplante (aspecto en lo que se coincide tanto a nivel andaluz como estatal).

De los pacientes encuestados que ya han sido trasplantados, el 90 por ciento afirma que esta operación le ha supuesto un giro de 180 grados en su vida recibir un trasplante de riñón. Se calcula que en España hay unos 25.000 pacientes en diálisis, unos 22.600 en hemodiálisis y alrededor de 2.400 en diálisis peritoneal.

En cuanto a la causa principal de muerte en pacientes renales, este estudio apunta a la enfermedad cardiovascular, si bien, en el caso español, uno de cada cinco de estos pacientes desconoce que el daño renal le puede afectar al corazón.

Además, los pacientes renales que se encuentran en fase avanzada son diez veces más propensos a presentar un episodio cardiovascular en un año que los que tienen una función renal normal. Por ello, los autores de este trabajo resaltan la importancia de la detección precoz como freno a la progresión de la enfermedad y las complicaciones cardiovasculares.

Respecto a las comorbilidades más citadas por los pacientes andaluces que han participado en la encuesta ENPER, las mismas han sido la hipertensión arterial (70%), la dislipemia (33%) y la anemia (29%). La hipertensión, citada por el 57 por ciento de los encuestados, es además, junto con el cansancio excesivo (86 %), el síntoma más citado por los pacientes andaluces encuestados.

Desde que se diagnostica la enfermedad renal crónica es posible controlar la enfermedad mediante, por ejemplo, el control de la dieta y del peso, los cambios en los hábitos de vida (como abandonar el tabaquismo) y el tratamiento farmacológico, siempre en función del estadio de la enfermedad.

CUMPLIMIENTO

En cuanto al tratamiento farmacológico en Andalucía, la encuesta ENPER sitúa su cumplimiento en el 73 por ciento, siendo precisamente las personas trasplantadas las que lo cumplen en mayor medida. La dieta es otro de los aspectos más importantes para la vida diaria de estos pacientes, aunque el 29 por ciento afirma que no sigue una dieta específica. En general, las mujeres siguen en mayor medida una dieta para su enfermedad que los hombres.

En España, el 85 por ciento de los familiares que cuidan a los pacientes tiene necesidades económicas y el 81 por ciento de estos afirma que no las tiene cubiertas. Además, dos de cada tres destacan que su vida diaria se ve muy limitada, sobre todo en el caso de los que atienden a pacientes con diálisis peritoneal.

DÓNDE BUSCAR INFORMACIÓN Y APOYO

La encuenta revela tambián que cerca del 70 por ciento de las personas andaluzas afectadas está afiliada a alguna asociación de pacientes en España, en su mayoría a la Asociación de Lucha para la enfermedad Renal (ALCER).

Lo que más resaltan los pacientes que han participado en la muestra es la posibilidad de hablar con otros pacientes, compartir sus experiencias y sentirse comprendidos. En cuanto a los cuidadores, la información que reciben de la asociación es el motivo que más valoran para afiliarse (43%).

Las fuentes de información que más utilizan los pacientes y cuidadores encuestados en Andalucía son, por este orden, el nefrólogo, la enfermera, el médico de atención primaria e Internet.

LA ENFERMEDAD RENAL CRÓNICA

Se estima que la enfermedad renal crónica afecta al 10 por ciento de la población. La prevalencia global en España en estadios de 3 a 5 es del 6,8 por ciento, siendo además pacientes que presentan un riesgo elevado de complicaciones cardiovasculares.

En pacientes seguidos en atención primaria con enfermedades tan frecuentes como la hipertensión (HTA) o la diabetes mellitus, la prevalencia de insuficiencia renal puede alcanzar cifras del 35 al 40 por ciento.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies