Cámara de Cuentas apunta que "cada alumno de los cursos Proteja cuesta 12.000 euros y una hora de clase vale 200 euros"

Actualizado 25/01/2012 13:15:24 CET

SEVILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Cuentas de Andalucía ha apuntado en un informe que "cada curso del Programa de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía (Proteja) ha supuesto un desembolso de 72.500 euros y un alumno del programa supone más de 12.000 euros, mientras que una hora de docencia ha costado 200 euros de media".

El ente fiscalizador apunta un "bajo" nivel de ejecución de las subvenciones correspondientes al Proteja gestionadas por la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), un grado de ejecución cifrado en un 31 por ciento, según el ente fiscalizador.

Según el informe de 'Fiscalización de las subvenciones del Programa de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía (Proteja) de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe)', correspondientes a 2009 y 2010, los estados financieros de la Fundación en estos años "recogen razonablemente las operaciones referentes a la subvención excepcional concedida por la Consejería de Empleo para la financiación de acciones formativas en el marco del Proteja". Asimismo, el informe, consultado por Europa Press, apunta que "la legalidad ha sido respetada en el proceso de gestión".

En cuanto a la ejecución y seguimiento del programa, se destaca que la contabilidad de la Faffe a 31 de diciembre de 2010 presenta unos gastos relacionados con la subvención Proteja de 12,6 millones, "lo que supone un grado de ejecución del 31 por ciento".

Este nivel, a juicio del ente fiscalizador, se considera "bajo" por varios motivos, como "la ampliación del plazo previsto para el Programa en un año hasta 2011; la reducción del importe inicial de 60 millones a 41,2 millones de euros en los primeros meses de desarrollo del programa; y el exceso de contabilización de los gastos en detrimento de otros programas gestionados por la entidad", que, según estimación de la Cámara, se cuantifica en "algo más de cinco millones de euros". Para la Cámara, este exceso de contabilización "deberá ser tenido en cuenta en la cuenta justificativa a final de 2011".

La Cámara de Cuentas indica que el Proteja ejecutado a fin de 2010 concluye que "tanto su fin último como los objetivos previstos están lejos de alcanzarse en el horizonte previsto para su desarrollo".

Respecto a los logros obtenidos por el Programa, se consideran asimismo "insuficientes para la magnitud y pretensiones" por una serie de razones, esto es, apunta que "desde su inicio hasta el fin del ejercicio 2010 se habían desarrollado total o parcialmente 195 cursos que han supuesto la impartición directa por la Faffe de 63.231 horas de docencia a 1.287 nuevos contratados con cargo a los fondos Proteja en situación de desempleo, y, además, 27 contratados han recibido formación en cursos no financiados con el programa".

Agrega que "de la población objetivo del Programa, aquellas personas que han realizado obras Proteja en calidad de nuevos contratados, el SAE ha realizado entrevistas al 30 por ciento de los mismos, ha obtenido la predisposición a realizar un curso del 16 por ciento y lo han llevado a cabo un 13 por ciento". Ha recordado que la legislación estipula el carácter "obligatorio" de esta formación.

Asimismo, apunta que otros 1.105 alumnos pertenecientes a otros programas se han beneficiado de las acciones formativas, razón por la que el colectivo Proteja "ha supuesto el 60 por ciento del alumnado final, cifra que se reduce más de siete puntos si nos referimos a los alumnos que inician los cursos". Agrega que estos alumnos han recibido 726 becas de asistencia y 1.020 ayudas de otra naturaleza.

El informe indica que la comparación de las cifras anteriores hace que "cada curso Proteja haya supuesto un desembolso de 72.500 euros y un alumno del programa supone más de 12.000 euros, mientras que una hora de docencia ha costado 200 euros de media".

Asimismo, apunta que "ni la legislación del Programa ni los órganos relacionados con su gestión han definido objetivos cuantificados de forma que se posibilite un seguimiento y control del mismo distintos a la ejecución económica" y agrega que el único informe de seguimiento previsto es del 30 de noviembre de 2010.

El ente fiscalizador agrega que por parte del SAE "no se lleva a cabo un seguimiento de los contratados que permita valorar la influencia del Programa en los índices de contratación laboral del alumnado y su relación con la formación recibida".

CONCLUSIONES DE REGULARIDAD

En el informe, apunta que las comisiones de seguimiento provinciales del Programa previstas en la resolución de concesión "no se documentan" y considera que el carácter técnico alegado "no es razón suficiente para obviar la necesidad de efectuar el levantamiento de actas".

Las inspecciones a cursos realizadas por el equipo de auditoría permiten concluir que la subvención destinada a la ejecución de las acciones formativas "se aplica a su fin" y que los gastos "están justificados y son necesarios para su desarrollo".

BAJAS DE LOS ALUMNOS DEL 30%

No obstante, apunta que el SAE "no adopta ninguna de las medidas previstas en la Ley sobre Infracciones y sanciones de orden social para los casos de los numerosos alumnos que, injustificadamente, rechazan, no inician o no asisten con regularidad a los cursos para los que son seleccionados según su perfil profesional". Asimismo, apunta que "se opta por no dar de baja como demandante de empleo a dichos alumnos a pesar de recogerse en la normativa interna del SAE".

El ente fiscalizador considera que la adopción de algunas de las medidas recogidas en la legislación o en la normativa interna, además de obligatorias, "podrían tener un efecto ejemplarizante que provocara la reducción del índice de bajas de los cursos, estimado en torno al 30 por ciento del alumnado seleccionado".

De esta forma, la cifra de alumnos inicialmente asignados se ve reducida en un 30 por ciento en relación con los alumnos que lo finalizan, siendo el 21 por ciento de las bajas se produce por contratación del alumno, única causa contemplada por la legislación como motivo justificado. Del 79 por ciento de las personas que no finalizan un curso Proteja "no se consigue obtener escrito de renuncia explicativo de las razones de la decisión".

"IRREGULARIDADES" PROCESOS SELECTIVOS

El informe considera que las fuentes utilizadas por la Fundación para reclutar al personal vinculado al Proteja "no son las consideradas como principales en su protocolo de actuación, ya que en la gran mayoría de procedimientos se recurre a la base de datos interna de la Faffe, que no ha sido objeto de actualización".

Así, apunta que en el 84 por ciento de procesos selectivos se producen "irregularidades", consistentes en la "ausencia de preselección, justificación insuficiente de la valoración emitida en el proceso o la selección final y falta de entrevistas a candidatos".

Por ello, el ente fiscalizador concluye que en los procesos selectivos para las contrataciones de personal efectuadas por la Fundación para la ejecución del Proteja "no han quedado suficientemente garantizados los principios que deben regir en todo procedimiento de acceso a puestos en entidades públicas, en especial, los de publicidad en convocatoria y transparencia en la selección".

PRECIO POR HORA

Asimismo, ha calculado el precio/hora en los cursos analizados, resultando una media de 42 euros y oscilando en una horquilla de más de 20 euros entre el precio mínimo y el máximo pagados.

Ello supone que el sistema retributivo usado por la Faffe provoca que "una hora de docencia de una misma especialidad pueda ser remunerada hasta un 61 por ciento más dependiendo del curso en el que se imparta". Consecuentemente, el diferente grado de experiencia, formación o especialización de los docentes que imparten los distintos módulos que componen un curso "no son tenidos en cuenta a la hora de retribuirlos, ya que se realiza de manera homogénea".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies