"Carteles reivindicativos" en los balcones en demanda de las obras del CEIP Rodríguez Almodóvar de Alcalá

Contador
Carteles en los pisos de la AMPA del CEIP Rodríguez Almodóvar.
CEDIDA.
Publicado 06/10/2017 15:01:48CET

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los miembros de la asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) del colegio de educación infantil y primaria (CEIP) Rodríguez Almodóvar, ubicado en Alcalá de Guadaíra y conocido como El Polvorón, han colgado pancartas reivindicativas en los balcones de sus viviendas, en demanda de que se acometa la construcción de la segunda fase del centro y se prescinda de las cuatro aulas prefabricadas donde aún se imparten clases.

La AMPA, recordémoslo, celebraba recientemente una protesta ante la sede de la Delegación Territorial de la Consejería de Educación, recordando que el centro lleva años a la espera de la construcción de su segunda fase. Y es que aunque las actuales instalaciones tienen capacidad para 225 alumnos, en total son "casi 350 los estudiantes" acogidos al ser impartidas clases en cuatro aulas prefabricadas y en espacios comunes del actual edificio.

"Los pequeños no disponen de aula de usos múltiples, biblioteca o sala para deportes, porque todas estas dependencias están siendo utilizadas para dar clases. La situación es tan grave que los niños casi no tienen espacio para disfrutar del recreo debido a la ubicación de las caracolas, por lo que los pequeños deben salir al recreo por turnos", resume la AMPA.

Tras aquella protesta, según recuerda la AMPA, la delegada territorial de la Consejería de Educación de Sevilla, Francisca Aparicio, y la alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez, visitaron el colegio y se reunieron con la comunidad educativa. En tal encuentro, las dirigentes institucionales se habrían comprometido a "agilizar los trámites burocráticos para el comienzo de las obras de la segunda fase del centro".

Según Aparicio y María Isabel Jiménez, la Administración educativa ya ha licitado por 300.000 euros la contratación de la redacción del futuro proyecto de obras. La AMPA, no obstante, avisa de que "el plazo para la redacción del proyecto puede llevar hasta cinco meses y, con posterioridad, debe publicarse la licitación para la obra de construcción, lo que hace prever que los plazos estimados se pueden demorar mucho más allá de septiembre de 2018 para la terminación de la segunda fase".

Por eso, y porque el mencionado contrato para la redacción del proyecto no ha sido adjudicado aún, la AMPA ha decidido dar "un paso más en la lucha reivindicativa, colocando carteles que muestran las necesidades del centro, sus alumnos y docentes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies