Casi 200 personas marchan desde Educación hasta el Parlamento contra la privatización del servicio de educación especial

Publicado 25/06/2015 16:46:41CET

SEVILLA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Una cantidad cercana a las 200 personas, según la organización, ha participado este jueves en una marcha convocada por la Asociación de Integradores Sociales de Andalucía (AISA), que engloba al personal técnico de integración social, o monitores de educación especial, que partía de la Consejería de Educación de la Junta, en la Isla de la Cartuja, y ha llegado hasta el Parlamento de Andalucía, en señal de protesta por la privatización de en torno al 50 por ciento del servicio de atención a alumnos con necesidades educativas especiales.

Fuentes sindicales han indicado a Europa Press que el global de la movilización ha durado en torno a tres horas, incluyendo la recepción de una representación de los manifestantes --que han sido apoyados presencialmente por CCOO, UGT y Ustea-- por los grupos políticos parlamentarios de PP y Podemos, que se han comprometido a llevar el tema a sus respectivos partidos.

El personal afectado por esta situación es el laboral de la Junta que está en bolsas cubriendo sustituciones y vacantes. El colectivo desvincula así esta movilización de la que están llevando a cabo monitores de Huelva, en huelga por el incumplimiento del convenio de una de las empresas adjudicatarias de esta prestación.

Por ello, los monitores de educación especial solicitan de la Junta de Andalucía la asunción del servicio como propio y reclamar a los profesionales de este segmento las titulaciones correspondientes.

Por la misma causa, aunque con las circunstancias específicas de su propia casuística, el colectivo de intérpretes de lenguaje de signos que desarrolla su labor en centros educativos andaluces ha iniciado también una serie de protestas ante las Delegaciones Territoriales de Educación de las distintas provincias andaluzas.

En este caso, una de las principales críticas pasa por la devaluación de su salario, que se ha visto reducido en 400 euros mensuales en los últimos dos años. Asimismo, las reivindicaciones mas importantes son una jornada laboral completa; un salario base digno; la contratación por el curso escolar completo; establecer por convenio la categoría profesional tres para estos profesionales; y el reconocimiento como personal laboral de la Junta de Andalucía.