Catering Brens lamenta la "excesiva fiscalización" y "persecución" sufrida

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Tras el caso de Tomares

Catering Brens lamenta la "excesiva fiscalización" y "persecución" sufrida

Publicado 25/11/2016 18:05:28CET

Serunion pasa a asumir el servicio de los comedores escolares que esta empresa tenía adjudicados por la Junta, plantilla incluida

SEVILLA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Después de que la Consejería de Educación haya anunciado la resolución del contrato adjudicado a la empresa Catering Brens, para la prestación de los servicios de comedor escolar en diversos centros educativos de la provincia de Sevilla, como consecuencia de "graves y reiterados incumplimientos", la citada empresa ha comunicado que la sociedad Serunion se hará cargo de tales servicios y de los cerca de 400 trabajadores que los prestan, criticando la "excesiva fiscalización" y "persecución" sufrida.

Mientras la Administración andaluza, además de retirar a esta empresa el contrato adjudicado para atender numerosos 39 escolares, tiene incoados en su contra cuatro expedientes informativos por las incidencias detectadas en la prestación de los servicios, con sanciones por un importe total de 20.204 euros, el gerente de Catering Brens, José Manuel Saborido, afirma que su empresa ha sido sometida a "una etapa de excesiva fiscalización y una persecución mediática que no hay proyecto empresarial que soporte".

Respecto al último incidente, surgido en el comedor de la escuela infantil El Carmen de Tomares, donde no fue servido el primer plato del menú por no haber sido regenerado correctamente en el horno, alega la empresa que preparó un plato alternativo que "no se sirvió por negativa de la dirección del colegio", pidiendo no obstante "disculpas" por lo acontecido.

En cuanto al sabor agrio de la sopa retirada, la empresa expone que es una situación que "depende de muchas circunstancias diferentes" y "en muchos de los casos es debido únicamente a que se rompe la estabilidad del producto", con lo que "el alimento es totalmente inocuo y seguro para su ingestión a pesar de que la calidad culinaria no sea la idónea".

Al respecto, y después de que las familias de los niños de dicho centro hayan denunciado una prolija relación de incidencias y supuestas deficiencias con la comida servida, la empresa considera que la dirección de la escuela "ha magnificado todos los pequeños incidentes ocurridos, que prácticamente no han sucedido en los otros centros, públicos o privados, a los que se da servicio, a muchos de ellos desde hace una década".

"Estos hechos no se volverán a repetir en el futuro, pero tenemos la sensación de que las relaciones con el colegio El Carmen comenzaron con mal pie y que actualmente han llegado a tal punto de enquistamiento, que nos estamos viendo totalmente sobrepasados por los acontecimientos y por la presión a la que nuestra empresa y nuestros trabajadores están siendo sometidos en los medios de comunicación y en las redes sociales", señala la empresa.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies