CCOO aboga por situar el mundo del trabajo en la agenda política desde una perspectiva global

Publicado 30/06/2016 17:16:50CET

SEVILLA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CCOO aboga por situar el mundo del trabajo en la agenda política desde una perspectiva global, según han manifestado los secretarios generales de CCOO-A y CCOO Sevilla, Francisco Carbonero y Alfonso Vidán, respectivamente, quienes coinciden en la importancia de que el sindicalismo tenga capacidad de intervención en los cambios a los que estamos asistiendo para "garantizar un reparto más justo de la riqueza y ser útil a los trabajadores".

Más de un centenar de personas han asistido a la conferencia del histórico dirigente sindical Nicolás Sartorius, en la que este, basándose en su libro 'Siempre en la izquierda' ha hecho un análisis de las consecuencias de la globalización, de la situación de la Unión Europea y de España y del papel que tiene que jugar el movimiento sindical en todas estas esferas.

Acompañado por los secretarios generales de CCOO de Andalucía y de Sevilla, quienes han defendido la necesidad de volver a colocar el mundo del trabajo en la agenda política y adaptar el movimiento sindical para ser más útil a los trabajadores, Sartorius ha comenzado su discurso incidiendo en la importancia de entender lo que pasa en el mundo para entender conceptos más locales como puede ser el resultado de las elecciones del 26J.

En ese sentido, el autor de 'Siempre en la izquierda' ha señalado que el sindicato "tiene que tener un proyecto global porque la globalización no puede rechazarse pero sí cómo se está dirigiendo". En ese punto, Sartorius ha recordado que un estudio de CCOO refleja que diez grandes empresas de diez grandes sectores son las que controlan la economía mundial.

Respecto a la situación de Europa, el dirigente ha criticado el discurso al que estamos asistiendo y lo ha calificado de "insolidario". "Se busca enfrentar a los pobres con los pobres en los que se denomina lucha de clases horizontal". "Se está volviendo a los nacionalismos y la última expresión del nacionalismo es la guerra", ha advertido.

En su opinión, "hay que aprovechar el Brexit para que se produzca una mayor integración de los 27 a nivel fiscal por ejemplo. "Sin la UE esta crisis habría terminado en una guerra", asevera, al tiempo que considera que "en esa tarea de integración, el movimiento sindical tiene que estar presente". Esta opinión ha sido suscrita por Carbonero, que ha insistido en que el sindicato tiene que ser "condicionante para un reparto más justo de la riqueza y para ello es necesario buscar sinergias con el fin de incidir en las políticas que se lleven a cabo para que haya una sociedad más justa".

En un tercer bloque los dirigentes han hecho un análisis de la situación de España y han coincidido en que "gobierne quien gobierne, CCOO tiene que encabezar un proyecto para un cambio de modelo productivo" y han instado a los partidos progresistas a que busquen la manera de provocar que haya cambios como, por ejemplo, la puesta en marcha de un plan de choque contra la pobreza, un plan de empleo o una reforma dura para luchar contra la corrupción".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies