CCOO-A apunta al "obstaculización" de los planes de igualdad y pide vigilancia frente a la economía sumergida

Actualizado 04/03/2011 16:13:42 CET

La tasas de empleo masculina es un 18% superior a la femenina, cuyos contratos fueron más del 95% temporales en 2010

SEVILLA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, ha subrayado que la crisis ha "estancado y obstaculizado" el desarrollo de la Ley de Igualdad y menciona la "psicósis del miedo, la resistencia de las empresas y la dificultad de aplicación de los planes de igualdad". Así, advierte de que "la precariedad laboral y la eventualidad de las mujeres es el paso previo a la economía sumergida", ante lo que pide "más vigilancia y protección para los trabajadores".

En la presentación de un informe sobre la situación laboral de las mujeres en Andalucía con motivo del 8 de marzo, Carbonero explica que la reforma laboral será "inútil y permite más desigualdad al fomentar la precariedad laboral y la eventualidad de las mujeres, paso previo a la economía sumergida".

De este modo, critica que la empresa se "aproveche ilícitamente de la vulnerabilidad de los trabajadores que no tienen nada, mientras intentan ponerlos como culpables", una situación ante la que pide "más vigilancia y protección para los trabajadores". El dirigente sindical lamenta que los empresarios estén "siempre ocultos y culpando a los empleados" y recuerda que cuentan con incentivos de hasta la totalidad de la cotización de jóvenes y parados de larga duración, entre otras medidas, aunque "no hacen el esfuerzo por contratar".

"Los empresarios, que tienen responsabilidades sociales, parece que son las víctimas del sistema cuando son culpables en ocasiones y ni dan la cara, ni asumen compromisos. Me gustaría escuchar a dirigentes empresariales pedir a las empresas que arrimen el hombro, que contraten, inviertan y aporten parte de la ganancia que tienen", sentencia.

DUPLICA EL AUMENTO DE PARO EN MUJERES DE HASTA 20 AÑOS

Durante la presentación del informe sobre la situación laboral de la mujer, se puso de manifiesto que la tasa de actividad de la mujer en Andalucía ha aumentado hasta superar el 50 por ciento, aunque la masculina sigue siendo superior, rondando el 68 por ciento. Así, aunque las diferencias de género desaparecen prácticamente entre los 20 y los 25 años, son "especialmente elevadas" en tramos como entre los 35 y los 55 años.

En este sentido, la responsable de Juventud de CCOO-A, Nuria López, indica que las mujeres jóvenes "desean trabajar, pero el mercado no les da la oportunidad" y apunta a datos "escalofriantes de desempleo". "El camino para terminar con las desigualdades es la corresponsabilidad entre los hombres y las mujeres, algo que debe empezar por la corresponsabilidad de las empresas y estar impulsado por las Administraciones públicas".

Afirma que la subida de la tasas de paro en Andalucía afecta a las mujeres de todas las edades, aunque "especialmente" entre las menores de 20 años (82%), frente al 58,7 por ciento de la tasa de paro de los hombres de la misma edad.

El informe recoge que, aunque los efectos de la crisis han sido mayores en sectores como la construcción o la metalurgia, el descenso de consumo a afectado a hostelería y servicios, con un importante número de trabajadoras. "Mientras que la Administración pública es la principal actividad que continua sosteniendo el empleo femenino, los sectores de comercio, hostelería y trabajo doméstico son las que más empleo destruyen", añade.

Por su parte, la responsable de Empleo de CCOO-A, Nuria López, destaca que, "a pesar de los avances en democracia, la realidad es compleja y llena de obstáculos que impiden la vida normal laboral de la mujer en Andalucía". Además, advierte del especial impacto de la crisis sobre la mujer y critica la alta temporalidad y la falta de conciliación de la vida laboral y personal. "La igualdad legal tiene que convertirse en real y efectiva", sentencia.

Afirma que, coincidiendo con la reforma laboral, se produce un marcado descenso en la tasa de ocupación, que se fija en torno a 1,2 millones de mujeres, un 1,3 por ciento menos que en 2009. En este marco, el paro femenino se ha elevado hasta las 525.300 personas, con una tasa del 30,3 por ciento y, en la población más joven, en los últimos trimestres de 2010 ronda valores próximos al 80 por ciento en las menores de 20 años y del 45 por ciento hasta los 25 años.

El estudio apunta a la "mayor precariedad laboral y la alta temporalidad", ya que los contratos temporales aportaron un 95,7 por ciento de los efectuados a mujeres en 2010 en Andalucía.

En cuanto a los planes de igualdad, en enero de 2011 se han registrado 700 convenios colectivos en Andalucía, de los que 74 tienen alguna de sus cláusulas relacionadas con la igualdad de oportunidades o planes de igualdad. Así, el 10,4 por ciento de los convenios vigentes tienen directrices relacionadas con la igualdad, predominando los convenios de empresa, con 61, frente a los 13 del sector.

EL 40% DE EXPEDIENTES POR REDUCCIÓN DE JORNADA

El Servicio de Defensa Legal ha atendido en 2010 un total de 205 expedientes, 29 menos que en 2008, y respondió 1.763 consultas. Así, indica que el 38,5 por ciento de los expedientes se refieren a la reducción de jornada, lo que "revela la problemática de las mujeres de conciliar su vida personal y profesional, siendo una fuente continua de conflictos con las empresas".

Otros 69 expedientes son por despidos por maternidad, un punto en el que "la reforma laboral del despido objetivo ha ayudado poco, ya que resulta más fácil de ocultar bajo dicha figura despidos relacionados con maternidad, los permisos de lactancia o las reducciones de jornadas".

También, se han registrado 25 casos de acoso sexual, un 12,2 por ciento de los expedientes, donde hay que tener en cuenta que "muchas de las víctimas no se deciden a denunciar". Apunta a la hostelería como uno de los sectores con mayor número de situaciones de este tipo.