CCOO insta a concretar la renovación de convenios, en "grave estado de bloqueo", que afectan a 250.000 personas

Actualizado 24/05/2013 19:10:36 CET

SEVILLA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CCOO de Sevilla, Alfonso Vidán, ha instado a concretar la renovación de los convenios provinciales pendientes, que afectan a más de 250.000 trabajadores en la provincia, y ha alertado de la "gravedad del estado de bloqueo" de la negociación colectiva.

En rueda de prensa, Vidán ha anunciado que el sindicato se pondrá en contacto con la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) para que demande a sus organizaciones patronales que tengan "voluntad sobre el acuerdo" y se puedan firmar antes del 7 de julio los convenios colectivos pendientes de renovación. Así, ha valorado el acuerdo firmado sobre la ultractividad de los convenios colectivos, entendiendo que supone un "avance y una muestra de voluntad, por ambas partes, por agotar todas las vías de negociación para que no haya ningún convenio pendiente de firma después del día siete de julio".

El líder sindical no descarta ningún proceso de movilizaciones en el caso de que algún colectivo de trabajadores se quede sin tener regulados sus derechos laborales. "Si bien, mantenemos la confianza de que la patronal sevillana ponga los mecanismos necesarios para negociar la firma de los convenios pendientes, sobre todo, porque los empresarios se han dado cuenta de que a ellos tampoco les conviene la desregulación total de las relaciones laborales por la competencia desleal que genera", añade, recordando que en la provincia de Sevilla están, en estos momentos, pendientes de firma 15 convenios colectivos sectoriales y unos 20 de grandes empresas.

En la misma línea, el secretario de Acción Sindical de CCOO de Sevilla, Carlos Aristu, ha pedido al Gobierno que "tome nota del ejemplo" dado por empresarios y sindicatos con la firma de este acuerdo, "enmienda a la reforma laboral del Gobierno que quiso rebajar la importancia de la negociación colectiva en el marco de las relaciones laborales".

Aristu ha valorado el acuerdo como una "enmienda" a la reforma laboral del Gobierno, a quien insta a entender que "la senda del diálogo social es clave para la recuperación de la economía".

Además, espera que en los próximos días se aceleren las negociaciones de los convenios colectivos pendientes, ya que "250.000 trabajadores y más de 30.000 empresas en la provincia, están pendientes de la firma de estos convenios".

El responsable sindical ha apuntado que con el marco legislativo actual los convenios que no se firmen pierden su capacidad y los trabajadores pasarían a acogerse a acuerdos de ámbito superior o al Estatuto de los Trabajadores, "si bien para muchos trabajadores supondría perder muchos derechos laborales adquiridos en los últimos años". Aristu ha destacado el convenio colectivo del campo, "afecta a un sector clave de la provincia y a unos 120.000 trabajadores que verían retrotraídos sus derechos a los de hace 30 años".

A partir del acuerdo firmado, CCOO de Sevilla va a estudiar "caso a caso" los convenios colectivos que quedan pendientes, poniendo todos los mecanismos necesarios en marcha para propiciar su firma antes del siete de julio.

DISMINUYEN UN 60% LOS CONVENIOS VIGENTES

Sobre la evolución de la negociación colectiva en los últimos años y la incidencia de la crisis económica sobre ésta, señala que los datos son claros, ya que en el periodo de 2008 a 2013 el porcentaje de convenios colectivos vigentes en la provincia de Sevilla ha disminuido en más de un 60 por ciento, las empresas acogidas a convenios colectivos vigentes han disminuido en más de un 85 por ciento y los trabajadores acogidos a estos convenios han descendido en un 73 por ciento.

Estos datos, señala el secretario de Acción Sindical, se reflejan en salarios, condiciones laborales, cobertura de instrumentos como la salud laboral y multitud de elementos que son "fundamentales en el centro de trabajo y que, además, propician la capacidad de las empresas para afrontar cambios de modelo productivo".

En este sentido, ha señalado que el Acuerdo de Negociación Colectiva que firmaron empresarios y sindicatos relacionaba la moderación salarial con el mantenimiento del empleo, la inversión productiva y la modernización de las empresas, insistiendo en que ha habido "moderación salarial, pero no se han producidito ninguno del resto de puntos a los que se comprometía la patronal".

Aristu ha apuntado que esto se ha traducido en una perdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora, siendo "55.000 millones de euros los que se han transferido, durante el periodo de crisis, desde rentas del trabajo a rentas del capital, que ha provocado el trasvase de riqueza de un lado a otro y que supone que mientras los trabajadores realizan un gran sacrificio, otros se benefician con la crisis".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies