CCOO replica que los trabajadores de Tussam no boicotearon la C7, sino que la usaron para conocerla 'in situ'

Actualizado 25/12/2009 16:11:59 CET

SEVILLA, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

La sección sindical de CCOO en la empresa municipal de transportes de Sevilla (Tussam) rechazó hoy las acusaciones de la empresa Casal respecto a un boicot en el día de su inauguración del servicio de la línea C7 --cuya privatización los empleados del organismo público esgrimen como principal argumento para una serie de reivindicaciones--, indicando que éstos se limitaron a hacer uso de la línea para conocerla 'in situ' y a repartir información entre los vecinos de Triana.

Según expuso a Europa Press el secretario general de CCOO de Tussam, Miguel Pereira, "está más que demostrado" que una empresa privada como Casal "jamás da el mismo servicio de la calidad de una empresa pública, puesto que para ese tipo de empresas siempre prevalecen los criterios económicos sobre los sociales, aplicando ahorro de costes en los servicios que presta, en los gastos de personal y en el mantenimiento de los vehículos".

Asimismo, Pereira calificó de "curioso" que un sindicalista "critique que unos trabajadores que perdían su puesto de trabajo, como ocurrió a los trabajadores de Los Amarillos cuando la línea de Bellavista fue rescatada por Tussam, tuvieran la oportunidad de ingresar en Tussam, no quedándose en paro y mejorando sus condiciones laborales, y que esa solución la califique de enchufismo".

Por último, el secretario general de CCOO en Tussam manifestó su respeto por todos los trabajadores de Casal, "debiendo quedar claro que tan alta es la profesionalidad de unos como de otros, y la única diferencia es que para entrar en Tussam se exige superar un concurso oposición".

El comité de empresa de Casal acusó hoy a los trabajadores de Tussam de boicotear en el día de su inauguración el servicio de la línea C7; el secretario del comité de empresa de Casal, Salvador Ruiz, expuso a Europa Press, frente a las críticas del mal servicio que la concesión a la empresa privada ha provocado en otras zonas de la capital como Bellavista o Alcosa, que en la línea C7 "sólo ha habido mal servicio el día de su inauguración, en el que trabajadores de Tussam boicotearon la línea manteniendo ocupado totalmente el autobús para impedir viajar a los vecinos de Triana".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies