La CEA lamenta la "bajada" de inversiones y cree que la colaboración público-privada "está siendo un fracaso"

 

La CEA lamenta la "bajada" de inversiones y cree que la colaboración público-privada "está siendo un fracaso"

Actualizado 15/11/2010 18:38:44 CET

Rechaza la subida de impuestos prevista en los presupuestos, con figuras "pintorescas", y demanda mejor ejecución presupuestaria

SEVILLA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión de Economía de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Manuel Ángel Martín, lamentó el "descenso" de las inversiones previsto en los presupuestos de la Junta pasa 2011, donde rechazó la subida de impuestos, algunas consideradas "pintorescas" por la CEA, que además demandó una "mejor ejecución presupuestaria" y consideró que la colaboración público-privada "está siendo un fracaso".

En su comparecencia en comisión parlamentaria para analizar las cuentas autonómicas para 2011, Martín, que destacó la importancia del presupuesto de la Junta, aseguró que estos presupuestos "no nos gustan" y consideró que "hace falta incentivar la iniciativa económica, por lo que todo aquello que favorezca esta actividad nos parecerá bien y nos parecerá mal detraer recursos de lo fundamental".

En ese sentido, tras reconocer que este presupuesto es "de crisis y restrictivo" y recordar que las empresas "están cayendo como moscas", aceptó que ante esta situación "grave" sea necesario una "reordenación" del gasto, pero consideró que "algunas cosas se pueden hacer de otra manera", de forma que rechazó que "a la hora de restringir, el 84 por ciento de la bajada del gasto se lo llevan las inversiones".

Asimismo, aseguró que a la CEA "le parece mal la subida de impuestos, con algunas subidas pintorescas", ante lo que puso como ejemplo el caso del impuesto sobre bolsas de plástico o el impuesto sobre depósitos "donde no hay ninguna norma que diga nada, nadie sabe nada ni cómo se va a aplicar ni si se puede hacer a tiempo, es un dislate".

"Se mantiene el gasto social, pero al bajar los ingresos, bajan los gastos y esa bajada se aplica en las inversiones y eso no nos gusta", aseveró Martín, quien advirtió de que estos presupuestos "restringen las inversiones y están a punto de cepillarse el gasto social".

Precisó que "todo depende de que se crezca el uno por ciento o no para 2011 y es posible que nos equivoquemos y que no crezcamos el uno por ciento", tras lo que consideró "necesaria" la iniciativa privada, que "la confianza vuelva y se restablezca el crédito".

En ese sentido, recordó que "las inversiones necesitan un apoyo técnico y el esfuerzo inversor ha descendido, pero en algún momento habrá que refundar el Estado del Bienestar y hacer más racional el gasto social", tras lo que abogó por "una reasignación de las partidas de gasto para volver a poner las cosas donde deben estar", ante lo que se mostró partidario de "recortar el gasto corriente y pasarlo a inversiones".

Asimismo, en materia de colaboración público-privada, aseguró que este mecanismo "está siendo un fracaso", con "apenas 15-16 millones ejecutados del total previsto". Precisó que los empresarios "estamos haciendo un esfuerzo para intensificar esa colaboración pero se ha puesto en marcha apenas el 10 por ciento de lo previsto".

EJECUCIÓN PRESUPUESTARIA

Martín expresó especial interés en la necesidad de "una mejor ejecución del presupuesto", toda vez que "la ejecución de este año ha sido del 80 por ciento respecto al ejercicio anterior", de forma que "la Administración autonómica ejecuta muy mal, por las razones que sea, y no paga a nadie".

"Estamos en una situación insostenible, por lo que, o se ajusta este asunto o acabamos en un círculo vicioso infernal donde nadie va a cobrar, pues las licitaciones no salen y el dinero consignado no entra en circulación", aseveró el responsable de la CEA, para el que "el grado de ejecución de 2010 es absolutamente insatisfactorio y tampoco es satisfactorio el grado de ejecución de la colaboración público-privada ni tampoco el pago a empresas proveedoras".

Para Manuel Ángel Martín, se trata de "un presupuesto muy restrictivo, que lo pagan las inversiones, y donde se aplican medidas discutibles desde la ortodoxia financiera pero que son legales, como el 'sale and lease back'".

Además, criticó que "se aumente la presión fiscal", expresó sus "serias dudas de que la actividad económica remonte" y demandó una "ejecución eficaz y que incluya no sólo que las inversiones se hagan, sino que se paguen también, se acelere el ritmo de ejecución de la colaboración público-privada, y se paguen las inversiones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies