La CES cree "nulo" el seguimiento en la automoción y los hoteles pero registra cierres e incidentes

Actualizado 29/09/2010 18:06:04 CET

La patronal lamenta el boicot de "violentos" piquetes informativos y atribuye al "temor" muchos cierres de comercios y bares

SEVILLA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Empresarial Sevillana (CES) considera que la convocatoria de huelga general cursada para este 29 de septiembre por los sindicatos mayoritarios contra la reciente reforma laboral y los recortes sociales se está saldando con un "nulo" seguimiento en sectores como los hoteles, la automoción y los talleres y pocos efectos en otros como la alimentación. La patronal, no obstante, reconoce numerosos cierres de comercios, establecimientos hosteleros e incluso empresas, casos que en su mayoría atribuye a la presión de los piquetes informativos o al temor de los empresarios a represalias.

En un comunicado, la patronal sevillana señala que a las 13,00 horas, los datos recogidos por la institución desde primeras horas de esta jornada de huelga general reflejan que la mayoría de las empresas "han desarrollado casi con normalidad su actividad", si bien la patronal reconoce los casos de empresas "que se han visto obligadas a cerrar debido a la amenaza de piquetes violentos" y otras radicadas principalmente en pueblos de la provincia que, "por temor a la actuación de estos grupos sindicales, no han abierto sus puertas".

La actuación de estos piquetes informativos "y violentos", según la patronal, se ha producido, "especialmente en las principales empresas industriales, en la entrada de algunos polígonos empresariales, en el centro de Sevilla y en algunos pueblos, lo que ha impedido abrir, en unos casos, y a interrumpir la actividad, en otros, a la gran mayoría de las empresas, a pesar de la asistencia masiva de los trabajadores".

UN DIEZ POR CIENTO EN LA INDUSTRIA

Por sectores, la CES cree "nulo" el seguimiento de la convocatoria de huelga en los concesionarios, instaladores y talleres de automoción de la provincia, mientras en la industria el seguimiento habría sido del diez por ciento, siempre según las estimaciones de la patronal. En el sector de la alimentación, la "gran mayoría" de las grandes superficies y cadenas de supermercados "permanecen abiertas con normalidad", si bien la patronal admite "algún incidente" matutino en centros logísticos de distribución situados en los polígonos. Por lo que al pequeño y mediano comercio, la CES estima que sólo el diez por ciento ha cerrado sus puertas, mientras en el caso de la hostelería "el seguimiento de la huelga es nulo" porque, aunque algunos bares y restaurantes han cerrado sus puertas por los piquetes, "han abierto en cuanto han pasado" los sindicalistas.

En los hoteles, de otro lado, el seguimiento habría sido también "nulo", aunque la CES admite un seguimiento de la huelga en un 50 por ciento por lo que a un hotel concreto se refiere e "incidentes graves" provocados por los piquetes informativos en un hotel del barrio de Bellavista, en Sevilla capital.

En cuanto a las estaciones de servicio, la patronal entiende respetados los servicios mínimos "salvo en Estepa", si bien funcionan otras estaciones al margen de las obligadas por los servicios mínimos. En el sector de la construcción, habría "normalidad en la gran mayoría de las obras", excepto en "alguna", como es el caso de las obras de ampliación del palacio de exposiciones y congresos de Sevilla.

INCIDENTES EN ALCALÁ

En el caso de las agencias de transporte, "las empresas están trabajando con normalidad, salvo una en la que la huelga la ha secundado un 60 por ciento de los trabajadores". Los camiones en ruta han llegado a sus destinos en la provincia de Sevilla sufriendo, eso sí, retenciones en el tramo de la autovía A-92 que atraviesa Alcalá de Guadaíra. En los polígonos industriales, de otro lado, la acción de los piquetes informativos a primera hora de la mañana "impidió abrir a alguna de las empresas radicadas, sin embargo, a medida que ha ido pasando el día, la normalidad ha sido la tónica. En muchas empresas se está trabajando a puerta cerrada".

Por municipios, en Alcalá de Guadaíra, la CES da cuenta de una barricada en la A-92, pero a las 08,30 horas el problema estaba resuelto. No obstante, en esta ciudad muchos comercios habrían cerrado sus puertas "por motivos de seguridad" y en los polígonos industriales se habría registrado "mucha actividad" de los piquetes informativos, lo que habría derivado en un fuerte despliegue policial e incluso actuaciones de los antidisturbios.

En Las Cabezas de San Juan no se habría detectado actividad de piquetes informativos en los polígonos, donde las empresas operan no obstante a puerta cerrada y muchos comercios no abrían también por "temor" a represalias. Tomares, de su lado, habría vivido la jornada "con normalidad y sin incidentes", funcionando sus comercios y negocios hosteleros con rutina.

CIERRES "POR SEGURIDAD" EN MARCHENA

En Marchena, los empresarios del comercio, la construcción y de la restauración han cerrado sus puertas "por motivos de seguridad", porque algún supermercado ha funcionado pero con "piquetes en la puerta". Los polígonos han registrado "poca actividad" y las empresas que han funcionado lo han hecho a puerta cerrada", mientras en Estepa los piquetes informativos habrían motivado el cierre del Ayuntamiento.

En Los Palacios y Villafranca, la CES reconoce un seguimiento de la convocatoria de huelga de un diez por ciento en los polígonos industriales, mientras en el sector de la hostelería el paro técnico habría sido secundado en un 40 por ciento. El 20 por ciento de los comerciantes habría cerrado sus negocios, pero "a lo largo de la mañana, se han ido abriendo comercios" hasta reducir al diez por ciento la participación en la huelga.

En Écija, de otro lado, la CES destaca que la jornada transcurre con "normalidad en casi todas las empresas que han abierto sus puertas", mientras en el polígono industrial el Mirador un piquete informativo ha obligado a cerrar las empresas allí ubicadas, aproximadamente 40 empresas "que continúan su actividad a puerta cerrada". El 50 por ciento de los negocios de hostelería de esta ciudad ha paralizado su actividad, según admite la patronal sevillana.

Cazalla de la Sierra, según la CES, vive sin incidentes la jornada y, en general, el seguimiento de la convocatoria de huelga se habría reducido al diez o el 15 por ciento, mientras en El Viso del Alcor la mayoría de los bares y comercios habría cerrado sus puertas "por miedo a las amenazas recibidas los últimos días". Muchas empresas habrían cerrado también "para evitar posibles problemas o represalias".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies