Marín (C's): No nos van a callar pese a "insultos y agresiones"

Juan Marín, hoy durante su conferencia
EUROPA PRESS/C'S
Actualizado 21/06/2016 12:31:24 CET

Garantiza "estabilidad" en Andalucía "pase lo que pase" el 26J y se muestra "satisfecho" con el acuerdo entre PSOE-A y C's

SEVILLA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente y portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos (C's), Juan Marín, ha denunciado que miembros de su formación han sufrido "insultos y agresiones" durante la presente campaña electoral, pero que, pese a ello "no nos va callar ni la madre que nos parió". "Vamos a hablar con todos, con los que nos respetan y con los que no", ha agregado.

Así se ha pronunciado Marín este martes durante su intervención en unos desayunos informativos en Sevilla organizados en el club Antares y en los que ha sido presentado por el secretario general de C's, Matías Alonso, quien le ha definido como una persona "de empuje político, calidad humana y capaz de liderar un proyecto político".

Marín, que ha asegurado que el "enemigo" de C's no es el PP ni el PSOE, sino el paro y la corrupción, ha indicado que desde su formación van a tener siempre "la mano tendida" para los que quieran sumar para arreglar este país, "y lo vamos a hacer sin ruido, de una forma calmada y sosegada, hablando con todos".

"Por muchas mesas que nos tiren, por muchos insultos o agresiones como estamos sufriendo estos días, no nos van a callar. A nosotros no nos calla ni la madre que nos parió", ha insistido Marín, quien ha querido dejar claro que su formación sabe lo que quiere y lo va a lograr, "a lo mejor no en el primer envite, pero en el segundo o en el tercero, en los que hagan falta".

El dirigente de C's ha explicado que tras el 20D hay que entender que el mapa ha cambiado y que las mayorías absolutas no van a volver a la vida pública, por lo que hay que alcanzar acuerdos a través del "diálogo, el consenso y el entendimiento", acuerdos como el que su formación alcanzó en Andalucía con el PSOE-A tras las autonómicas y que, según ha señalado, está produciendo cambios.

Marín, que ha dicho que puede "sacar pecho" de lo conseguido en esta comunidad, se ha mostrado "satisfecho" con el resultado del acuerdo, aunque lo considera "insuficiente". "Solo cuando apretamos mucho conseguimos que el PSOE se dé cuenta de que los cambios no son para Ciudadanos sino para que los andaluces vivan mejor", ha explicado.

En este contexto, ha puesto en valor la bajada del IRPF en dos puntos o del impuesto de sucesiones y donaciones, que se llevará a cabo a través de un decreto que se convalidará el próximo mes de julio en el Pleno del Parlamento y que, entre otras cuestiones, recoge la ampliación del mínimo exento de 175.000 a 250.000 euros por heredero.

Ha asegurado que su formación "aspira a más" y que le gustaría llegar al millón de euros que se recoge en el programa electoral de Ciudadanos. Si bien, ha puesto en valor que la primera mesa de trabajo que llega a un acuerdo en el Parlamento en 35 años de historia ha sido la referida a la bajada del impuesto de sucesiones y donaciones, "una mesa en la que el PP no quiso sentarse".

ANDALUCÍA "NO ES MONEDA DE CAMBIO"

De otro lado y tras garantizar que habrá "estabilidad" en Andalucía "pase lo que pase" el 26J y que compromete en ello su "palabra" y su "cargo", el dirigente de la formación naranja ha dicho que Andalucía no es "moneda de cambio", pero que si la presidenta de la Junta, Susana Díaz, decide irse a Madrid habrá que renegociar el acuerdo porque el actual se firmó con ella.

"No sabemos si la persona que la sustituya tendrá el mismo proyecto porque dentro del PSOE hay tantos proyectos como líderes", ha apuntado Juan Marín, quien ha dicho ser consciente de que si PSOE y Podemos alcanzan un acuerdo tras las elecciones generales, puede ser que lo extrapolen a nivel autonómico y que los socialistas ya no necesiten el apoyo de C's.

Preguntado sobre quienes podrían ser los sucesores de Susana Díaz al frente de la Junta, ha dicho que a su formación no le importan los nombres, aunque ha mencionado como posibilidad los de Manuel Jiménez Barrios y María Jesús Montero, vicepresidente de la Junta y consejera de Hacienda y Administraciones Públicas, respectivamente.

En tono de broma, ha asegurado que le gusta más Montero "por cuestiones que nada tienen que ver con la política", aunque cree que la consejera no debe estar muy contenta con ellos por la bajada del impuesto de sucesiones y donaciones. "Seguro que hoy no me invitaría a una cerveza", ha asegurado entre risas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies