Clesa finaliza de forma anticipada el contrato con Capsa de la factoría sevillana debido a la crisis

Actualizado 10/12/2010 22:20:31 CET

SEVILLA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La empresa Clesa SA, propiedad del grupo Nueva Rumasa finaliza de forma anticipada el contrato de alquiler con Capsa de la factoría de Sevilla, debido a la situación del mercado, de forma que "podemos absorber la producción de productos lácteos en fábricas propias, y ésta en concreto se trata de una fábrica arrendada".

Fuentes de Clesa han explicado a Europa Press que debido a la situación del mercado y por efecto de la crisis, "podemos absorber la producción en fábricas propias de la empresa, y ésta se trata de una fábrica arrendada", por lo que han decidido finalizar de forma anticipada el contrato con Capsa, toda vez que dicho contrato contemplaba un año más de acuerdo aproximadamente.

Asimismo, las fuentes han indicado que "de acuerdo a las estipulaciones establecidas en el contrato de arrendamiento firmado en octubre de 2008 con Capsa, se procede de forma anticipada a la finalización de dicho contrato".

Han recordado que una de las estipulaciones fundamentales del contrato "contemplaba el mantenimiento de las obligaciones laborales con los trabajadores, las cual se ha respetado durante estos dos años y, por tanto a la finalización del mismo vuelve a asumirlas Capsa, como ya lo venia haciendo hasta octubre de 2008, por tanto esta medida no supone la perdida de ningún puesto de trabajo".

De esta forma, "los trabajadores vuelven a tener sus contratos con Capsa, idénticos al que tenían anteriormente".

La empresa ha reiterado que los motivos de la finalización del contrato con Capsa son debidos fundamentalmente a la crisis económica que afecta a todos los mercados "y muy especialmente al del sector lácteo dada la proliferación de las marcas blancas".

Las fuentes han precisado que ahora "habrá un tiempo de transición para poder hacer un traspaso ordenado", aunque no han precisado cuando se culminará el mismo.

La planta sevillana cuenta con un centenar de trabajadores y se alquiló en noviembre de 2008 a Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa), de forma que Clesa se hizo cargo en 2008 en la fábrica de yogures de central lechera Asturiana (CLAS), alquilándola por un periodo de cuatro años, periodo tras el que el grupo tiene la opción de compra.

Nueva Rumasa se hizo cargo de la planta, después de que Capsa, fabricante de yogures y postres de la marca Central Lechera Asturiana, presentara el 23 julio de 2008 un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectó en torno a 200 empleados a nivel nacional, de los que unos 165 (el 82 por ciento) eran en Andalucía, ante la falta de demanda de dicha línea de productos.

De este modo, de los alrededor de 160 empleados, casi un centenar correspondía a la planta sevillana; seguida de Málaga. También se vieron afectadas las delegaciones de la compañía en Jaén, Huelva, Córdoba y Jerez de la Frontera (Cádiz).

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies