La clínica USP Sagrado Corazón organiza un curso sobre reanimación cardiopulmonar en recién nacidos y niños

Actualizado 24/11/2010 18:42:13 CET

SEVILLA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La clínica USP Sagrado Corazón de Sevilla ha organizado su 'I Curso de Reanimación Cardiopulmonar Avanzada Pediátrica y Neonatal', un evento que se ha desarrollado en las aulas del Colegio de Médicos, que se ha desarrollado esta semana y que ha estado dirigido a pediatras, residentes de la especialidad y enfermería dedicada a pediatría.

En total, han sido una treintena de alumnos y nueve profesores lo que han asistido e impartido a lo largo de distintas ponencias nociones sobre la RCP Avanzada en lactantes y niños, RCP neonatal, diagnóstico y tratamiento de arritmias y canalización de vías, entre otras temáticas. Además, se ha desarrollado talleres prácticos en los que han realizado maniobras de RCP en maniquíes simuladores.

Según el director médico del Servicio de Pediatría de esta clínica, Diego Rivas, "la reanimación del niño deprimido, que no respira, es fundamental para su supervivencia y calidad de vida, por lo que debe ser realizado con el más alto nivel de competencia, lo que incluye personal cualificado, equipamiento y medicamentos".

De hecho, este curso ha sido impartido por miembros del Servicio de Pediatría del IHP en la Clínica Sagrado Corazón, Instructores en RCP Pediátrica y Neonatal por el Grupo Español de Reanimación Cardiopulmonar Pediátrica y Neonatal y en RCP Neonatal por la Sociedad Española de Neonatología.

La supervivencia del paciente con parada cardiorrespiratoria depende de dar un rápido y correcto tratamiento. En la mayoría de los casos, estas paradas se producen fuera del entorno hospitalario, siendo estos minutos vitales para el enfermo.

La reanimación cardiopulmonar (RCP) constituye un conjunto de maniobras estandarizadas de desarrollo secuencial (aceptadas internacionalmente), cuyo objetivo es, inicialmente, sustituir y, a continuación, tratar de restablecer la respiración y circulación espontáneas.

Sólo si la resucitación cardiopulmonar se inicia en los cuatro minutos posteriores a la aparición de la parada cardiorrespiratoria hay posibilidades de recuperación. Por todo ello, se considera imprescindible que todo el personal no sanitario posea al menos unos conocimientos básicos que le permitan reconocer si un niño está en parada cardiorrespiratoria y como revertirla.

CAUSAS

La principal causa de depresión cardiorrespiratoria al nacer es la hipoxia perinatal, aunque puede ser anticipada en la mayoría de los casos por los antecedentes perinatales. Otras causas son los niños prematuros; las malformaciones congénitas; los medicamentos administrados a la madre durante la gestación y las enfermedades neuromusculares. De hecho, los especialistas apuntan al hecho de que entre un 5 y un 10 por ciento de los recién nacidos requiere algún grado de reanimación.

En cualquiera de estos casos si no se interviene oportunamente, se producirá asfixia con todos los daños colaterales que esta puede producir en los distintos órganos y sistemas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies