COAG-A moviliza a apicultores para pedir cambios en la orden agroambiental de la Junta, que se compromete a estudiarlos

Actualizado 03/06/2015 15:00:21 CET

SEVILLA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La organización agraria COAG-A ha movilizado este miércoles ante la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural a "unos 400 apicultores" para reclamar cambios técnicos en la orden agroambiental publicada por el pasado viernes en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), según ha señalado a Europa Press el secretario general de COAG-A, Miguel López.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural han indicado a Europa Press que, tras la movilización, han mantenido una reunión "cordial y en buen tono", encabezada por el secretario general de Agricultura de la Junta, Jerónimo Pérez, con representes de COAG-A, donde se han comprometido a estudiar sus propuestas de cambios.

Cabe recordar que COAG-A ya apuntó que tal y como está la orden publicada supone "un desprecio al sector", por lo que exigen su retirada y reelaboración de una forma "justa y coherente". Esta organización agraria reitera que el planteamiento de la Consejería conlleva criterios "arbitrarios e indemostrables" y compromisos "difícilmente asumibles".

También ha criticado el proceso de elaboración de dicha medida, "con continuos cambios y borradores, muchos de los cuales no han sido consultados ni consensuados con el sector".

Así, COAG-A dice no entender que en el borrador que se sometió a alegaciones el único criterio de priorización de las ayudas fuera el número de colmenas, y posteriormente, "de manera unilateral y sin consulta previa al sector", se añadiera una serie de requisitos cuyo cumplimiento "o más bien la forma de demostrarlo, resulta arbitraria y poco efectiva".

Según explica, la orden plantea que tendrá prioridad el apicultor que tenga mayor número de colmenares en Red Natura 2000 o en superficie adehesada, pero para demostrarlo pide una declaración del propio apicultor de que el día 1 de marzo de 2015 (fecha escogida de modo caprichoso) sus colmenares estaban en esos terrenos.

Además, en lo que respecta a los compromisos que deben cumplir los beneficiarios de las ayudas, según explica la organización agraria, la Administración elude la responsabilidad de registrar la ubicación de los colmenares y exige que sea el propio apicultor el que entre en el sistema informático, con una clave que se le facilita, y que introduzca todos los datos. "No se tiene en cuenta que los apicultores no tienen por qué tener conocimientos informáticos ni conexión o equipos adecuados", ha señalado.

JUNTA: "ESFUERZO POR CONSENSUAR"

Por su parte, en declaraciones del viernes pasado, la consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en funciones, Elena Víboras, destacó el esfuerzo de su Departamento para consensuar con el sector las ayudas a la apicultura, con requisitos "exigidos por la Unión Europea".

Víboras valoró el trabajo realizado por la Junta para mantener "una importante" cuantía para la ayuda agroambiental de apicultura de cara al próximo marco (2014-2020) con el objetivo de potenciar el sector.

Recordó que antes de aprobar estas ayudas, se ha consensuado con el sector y, al mismo tiempo, hay que tener el visto bueno de la Unión Europea, es decir, "consenso con la Unión Europea y consenso con COAG y otras organizaciones agrarias".

El consenso con la Unión Europea significa que "un sector como el de la apicultura, caracterizado por la biodiversidad y la polinización, cuenta con una serie de requisitos de obligado cumplimiento que exige la Unión y, por ello, hemos tenido que incluir que las colmenas sean prioritarias en la Red Natura, por exigencia de la Unión Europea. A ello se suma la obligación de controlar la ubicación de las mismas".

Por tanto, se ha producido "un esfuerzo" por mantener una importante cuantía para estas ayudas y el sector ha estado, en todo momento, al tanto de los requisitos que exige la Unión Europea; entre ellos priorizar las colmenas de la Red Natura.

"No podemos estar de espaldas a lo que la UE nos exige y nos pide. Si hay un sector mimado, en el que hemos estado trabajando de forma coordinada, ha sido el de la apicultura. Pero no podemos obviar las exigencias de la Unión Europea", ha subrayado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies