Comienza el desmontaje de la grúa, que precisa del desalojo de tres bloques más "por seguridad"

Actualizado 17/06/2010 16:55:40 CET

SEVILLA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vicerrector de Infraestructura de la Universidad de Sevilla (US), Antonio Ramírez de Arellano, señaló hoy --tras la reunión mantenida con los vecinos de las asociación Barqueta-Renfe, con los que se volverá a ver esta tarde a las 16,00 horas-- que se está procediendo al desmontaje de la grúa de obra próxima a los bloques de la barriada de la Renfe desalojadas la pasada noche ante el riesgo de derrumbe de la misma, para lo que "se han desalojado tres edificios más por seguridad mientras se lleva a cabo el desmontaje y esperamos que durante el día de hoy vuelvan a ser ocupados por las personas que los habitan".

En declaraciones a los periodistas, Ramírez de Arellano, quien ante todo quiso pedir disculpas a las personas afectadas por este "suceso inesperado", insistió en que el desalojo de estos tres edificios, que se unen a los seis desalojados la pasada noche por defectos estructurales externos aparentes, "no presentan problemas estructurales, sino que ha sido por seguridad". De hecho, añadió, "uno de estos edificios es de la propia Universidad, el Centro de Fisioterapia y Podología que está justo al lado de la obra".

Asimismo, el vicerrector quiso dejar claro que la "principal" preocupación es la situación de las personas afectadas por este hecho "del que se están estudiando las causas", afirmó, y que "tanto la US como la constructora se hacen responsables de lo sucedido". Asimismo, quiso trasmitir a todos lo vecinos que "a partir de hoy son miembros de la comunidad universitaria, son una prioridad para nosotros".

En este sentido, anunció que a partir de esta tarde se va a crear una oficina de atención para los afectados, en cooperación con el Cecop, "para establecer una relación de afectados y luego ir resolviendo caso a caso". Además, pidió "tranquilidad" a los afectados, que dispondrán de un teléfono de información las 24 horas y personas especialistas de los servicios de asistencia social de la US, y a disposición de los cuales también se pondrá el comedor universitario del Macarena tanto para el día como por la noche.

Preguntado sobre los edificios más afectados, los seis desalojados, dijo que "solo había sido posible una inspección exterior, y el aspecto es que hay algunas patologías que hay que inspeccionar con detalle, y que habrá que hacer reparaciones en algunas viviendas", una obras que "la US abordará de manera inmediata", indicó. Sin embargo, el vicerrector no supo concretar hasta cuándo se prolongará esta situación; "esperamos tener en las próximas horas algunas evaluaciones, cuando la grúa esté retirada", apuntó.

Por último, y acerca de las denuncias que desde enero de 2009 vienen realizando los vecinos por la aparición de grietas, Ramírez de Arellano señaló que "la US ha tenido diversas comunicaciones por parte de Urbanismo, algunas que afectaban a actuaciones de este tipo, y en las que se ha ido actuando a medida que se ha ido reclamando". Asimismo, informó que durante el periodo en que la obra ha estado parada --desde enero de 2009-- "el terreno se llenó de agua, y nos preguntaron por la salubridad del entorno". "Durante este tiempo se han llevado a cabo los controles habituales y no se había detectado problema alguno", aclaró.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies