La concentración sorpresa ante Unión Sevillana fue protagonizada por "200 taxistas" convocados por WhatsApp

Reunión con Gil-Toresano
UNIÓN SEVILLANA DEL TAXI
Publicado 06/04/2018 15:08:33CET

La protesta habría sido promovida de forma "anónima" contra los términos del nuevo calendario de trabajo y descansos

SEVILLA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los "incidentes" acontecidos el pasado 8 de marzo ante las instalaciones de la Unión Sevillana del Taxi de la calle Roberto Osborne del parque empresarial Carretera Amarilla consistieron en una protesta sorpresa protagonizada por aproximadamente "200 taxistas", después de que la misma fuese convocada anónimamente a través de la aplicación de mensajería para teléfonos inteligentes WhatsApp, según han informado a Europa Press fuentes de la citada organización.

Según dichas fuentes, estos cerca de "200 taxistas" pertenecientes a varias de las asociaciones del sector o incluso no afiliados a ninguna de ellas habrían respondido a una convocatoria "anónima" promovida a través de WhatsApp, en protesta a los términos del nuevo calendario de descansos acordado con el Ayuntamiento hispalense.

Dicho calendario, según defendía en su momento el Ayuntamiento de Sevilla, incrementa el número de vehículos en servicio los meses de mayor demanda, al reducir las licencias que tienen descanso obligatorio. El alza de vehículos en servicio se obtiene, según el Consistorio, a través de un nuevo sistema de trabajo, que reduce de un 25 a un 17 por ciento la flota que debe descansar de forma obligatoria diariamente. Así, actualmente se permite que trabaje un 83 por ciento de los vehículos durante los meses de mayor demanda, frente al 75 por ciento implantado la nueva regulación.

El caso es que estos cerca de 200 taxistas habrían acudido a la concentración convocada de modo anónimo "con los ánimos encendidos y un tanto exaltados", según la Unión Sevillana del Taxi, cuyos responsables se sintieron "coaccionados" ante esta situación.

Precisamente por ello, la organización celebraba recientemente una reunión con el subdelegado del Gobierno central, Ricardo Gil-Toresano, para exponer estos "incidentes" y reclamar "medidas de seguridad", ante "el consiguiente riesgo que supone éstos episodios para la seguridad de todos".

En ese sentido, Unión Sevillana del Taxi señala que los incidentes fueron grabados por las cámaras de vigilancia instaladas en las dependencias frente a las cuales aconteció esta concentración.